lunes, diciembre 25, 2017

Hacer dinero con Instagram

Instagram es una de las redes sociales más populares en el mundo, a través de la cual muchísimas personas, llamadas instagrammers, dedican su vida a hacer dinero con las fotos que postean.

Antes de que Instagram se popularizara tanto - actualmente es la 7a red social más popular en el mundo, detrás de redes tan populares como Facebook, YouTube o Whatsapp - existían otras maneras de subir y compartir fotos en la web, como por ejemplo las antiguas redes MySpace, la propia Facebook o a través de mensajes de chat. Luego llegó una mayor superficialidad a la sociedad, con redes que limitaban la cantidad de texto que se escribía, y donde el contenido visual pasó a tener mucho más poder, y una de esas redes fue Instagram.



¿Es posible ganar dinero con una red social como Instagram?

Pues sí, definitivamente sí, a condición de cumplir con ciertos requisitos. Como, por ejemplo, tener una base de seguidores importante, para que cliquen en "me gusta" de nuestras fotos, las compartan con sus amigos y así se corra la voz de nuestro perfil. Mediante la popularización de nuestro perfil, conseguiremos que más y más gente nos siga y, con ello, las marcas de ropa, de perfumes, de maquillaje, etcétera, se interesen por nosotros para hacernos llegar sus productos, que los probemos, los llevemos en las fotos que subimos a la red social, y tras ello, nos paguen.

¿Cuánto dinero gana la gente subiendo fotos a Instagram cuando las marcas les pagan?

Se trata de una cantidad variable, ya que depende mucho de la popularidad del instagramer de turno, del número de seguidores que tenga en esa red social, así como de los que tenga en otras donde pueda seguir promocionando los productos que le envían las marcas que desean publicitarlos - por ejemplo, en Facebook o en YouTube -. Es muy importante que el instagramer transmita una imagen de felicidad, de estar contento con su vida y de que le va muy bien, para que las marcas se fijen en él o en ella. Desglosar las desgracias personales - que todos tenemos - en las redes sociales como Instagram, no es lo más aconsejable para conseguir hacer dinero con ellas.



Por ejemplo, un instagramer con unos 100.000 seguidores puede llegar a cobrar entre 500 y 750 euros solo por promocionar un producto. Pero por otra parte, artistas como Beyoncé cobran un millón de dólares por cada foto que suben en Instagram, mientras que los integrantes de la familia Kardashian cobran hasta 400.000 dólares por publicar un post en esta red social. Como se ve, todo depende de la popularidad de cada uno.

Tampoco es bueno ponerse un objetivo muy alto, ya que son pocas las personas que consiguen lograrlo. Si crees que tienes una base de fans o suficientemente importante como para ser considerado por las marcas para que te patrocinen, debes ponerte en contacto con ellas, mediante plataformas online como Influenz

Otras maneras de hacer dinero con Instagram que no sea ser patrocinado por una marca

Existen otras maneras de ingresar dinero con esta red social, por ejemplo, vendiendo las fotos de uno a bancos de imágenes, que se nutren de ellas para, a su vez, ponerlas a disposición de las empresas que las necesiten comprar para sus productos o servicios. Eso sí, hay que ser claro y deshacerse de los derechos de imagen, que pasarían a manos del banco de imágenes. Ejemplos de ello son Foap.





domingo, diciembre 24, 2017

Lo que más nos gusta es criticar

La crítica... criticar, no dejar títere con cabeza... creerse mejor que los demás, sufrir cuando a alguien le va bien. 

Alegrarse de cuando a alguien le va mal. Y si se muere y desaparece - como las cucarachas con Cucal - pues mejor que mejor. No queremos ver el bien. A veces ni siquiera el bien nuestro propio. Será que la crítica y el egoísmo nacen de una profunda infelicidad, que se apodera de las almas de los más débiles.



La crítica no nace del sano deseo de hacer mejorar al prójimo, sino de la miserabilidad del alma, del complejo de inferioridad (porque el que es verdaderamente superior no tiene necesidad de ir prestando atención a la mierda, si es que de verdad es mierda), de la necesidad de ocupar el día con algo, y si ese algo se parece a "darse vidilla" comprobando lo bien que me va mí, y lo mal que le va al vecino, pues mejor que mejor.

Nada más lejos de la realidad. La envidia, el complejo, son el resultado de unas personalidades trastornadas, traumatizadas, probablemente también víctimas de la envidia o de ambientes nocivos donde la gente está más pendiente de lo mal que le va al vecino, que de su propia vida.

En definitiva: la crítica es propia del pobre. Del pobre no sólo en dinero, sino también en valores, en valor propio, en amor, en cariño, en positividad... Cuando te critiquen, ten esto claro: el que lo hace es un pobre. No tú.

sábado, diciembre 23, 2017

Acoso sexual "light"... ¿qué es eso

Se está hablando mucho últimamente del acoso sexual en todas sus vertientes.Yendo desde la violación hasta formas más "light" de un "simple" toqueteo en el culo, unas palabras más calientes que otras, miradas lascivas, etc... Ante esto, mucha gente quiere dudar de la palabra de las víctimas, poniéndolas a ellas en duda en primero, y sólo luego al violador o acosador sexual.

Harvey Weinstein - el cerdo todopoderoso de Hollywood, al que le están cayendo
 acusaciones de abuso sexual casi cada día

¿Haríamos lo mismo si se tratara de un robo? Oiga, me han robado la cartera, no ha habido testigos porque era una calle muy oscura a medianoche, y ¿¿¿te imaginas que el o la policía de turno te miren con cara de escepticismo y lascivia apenas disimulada, y te insinuaran que, en realidad, puede que te lo hayas inventado todo "porque eres mujer"??

Inimaginable, ¿verdad?

Entonces ¿por qué tanta duda de si a una mujer un hombre le ha hecho algo que ella no quería sexualmente, cuando los propios hombres saben que eso existe, que es mucho más habitual el abuso de los hombres hacia las mujeres desde un punto de vista sexual que al revés, y que no es posible que el 90% de las mujeres mientan sin más cuando dicen que les han pasado cosas?

Ah..., pero entonces entra en juego el machismo, la misoginia. Esa que mantiene que el hombre es lo único que vale y que TODAS las mujeres (sí, todas, ni más ni menos) son unas zorras y unas putas. Porque ellos, los machitos, lo saben. Saben perfectamente que las mujeres - TODAS - son unas putas. ¿Cómo lo saben? ¿Acaso las han ido catando una a una para poder decidir? Ahhhh, porque aquí también entra en juego el supuesto "poderío sexual masculino", ése que hace que cualquier mujer caiga rendida de amor y deseo sexual a los pies de cualquier machito que le pasa por delante. Sea ella una licenciada universitaria con las neuronas en perfecto estado, y sea el machito de turno un maleante delincuente con caras de pocos amigos, y sí de haber pegado a no pocas "amigas"....

Ese es el pensamiento masculino. El que tiene poco - o nada - que ver con la realidad.

Menos mal que están saliendo algunas valientes a nivel internacional - como Rose McGowan, Daryl Hannah, Ashley Judd, Salma Hayek o Asia Argento, que ya no puede volver a Italia debido a la polémica que se ha generado para desacreditarla - que se han  atrevido a lanzarse y denunciar los abusos de décadas en publico y en los medios de comunicación que - cómo no - se han lanzado en algunos casos a desacreditarlas a ellas primero y sólo luego, en un segundo tiempo, a intentar averiguar si las acusaciones contra Weinstein eran reales o no.

"Actrices como Meryl Streep, que trabajaron felizmente para el monstruo cerdo, se vestirán de negro en los @goldenglobes en una protesta silenciosa. TU SILENCIO es EL problema", dijo McGowan desde su cuenta de Twitter. "Aceptarás un premio falso sin aliento y no habrá ningún cambio real. Yo desprecio tu hipocresía." - Rose McGowan en su Twitter en Diciembre 2017

El problema de los abusos sexuales, sean de la índole que sean - violación, agresión física con violencia, toqueteos en el culo o en los pechos, comentarios soeces y subidos de tono... - es que, en la mayoría de los casos, se realizan a puerta cerrada. No es plan para los hombres de ir por ahí acumulando testigos para que luego les puedan meter una denuncia o algo. Con lo que dejan a la mujer en la indefensión casi total. No sólo abusan de ti "en privado", sino que luego vete tú a contarlo y que te crean. Por eso, en los casos de violencia sexual, se ha establecido por la ley que la sola palabra de la mujer que acusa de violación PUEDE ser prueba suficiente para condenar a un hombre por abuso sexual, si el relato cumple con cierta normas legales, como coherencia, orden en el tiempo y persistencia en el tiempo de la misma versión. Por mucho que les duela eso a los machitos.

El acoso "light", por otra parte, ése que no llega a la violación directamente o a la paliza por negarte a tener sexo con el machito de turno, es igual de dañino. Son comportamientos repetidos a lo largo de los días, de los meses, de los años, que dejan una huella imborrable en la víctima, que perpetúan una cultura machista y de "la violación", donde a la mujer se la trata como un objeto, como una mera diversión, siendo que los papeles realmente importantes en la sociedad se los reservan los "machitos" para ellos.


Rose McGowan - principal luchadora en favor de los derechos de las mujeres en Hollywood,
por un trato equitativo e igualitario, y principal voz de acusación
contra Harvey Weinstein

¿Que hay denuncias falsas por parte de mujeres? Por supuesto. Igual que hay denuncias falsas por robos, por estafas, por insultos.... igual que hay tontos y tontas, mujeres imbéciles y hombres imbéciles, ladrones hombres y ladrones mujeres. Pero son una increíble minoría. No llegan al 0,01%. El resto de las denuncias son verdaderas. Muy pocas mujeres se meterían en esos jardines de denuncias y juicios públicos si fuesen por nada, menos aún cuando no media ninguna relación sentimental previa de por medio, por lo que el móvil de la venganza queda descartado.

lunes, agosto 01, 2016

Los machitos no lo entienden

Tengo enfrente de mí un machito (otro), que se revuelve en el asiento porque le incomoda en grado sumo ver a una mujer manejar un ordenador en el metro. No podía ser de otra forma: ya se sabe que las mujeres sólo ocupan su tiempo con una cosa - pintarse las uñas - y sólo sirven para una cosa - servir a los machitos -.

El machito que tengo delante (el enésimo al que le sobreviene este fenómeno) está leyendo un libro. Probablemente una novela de esas de top ventas del VIPS, aunque también podría ser algo más serio. No vamos a quitarle méritos por nada.



La verdad es que me da igual, Y precisamente el hecho de que me dé igual es lo que causa tantos problemas. A mí y a los demás. No sabría decir, honestamente, a quién en mayor medida.

No es una situación fácil: imaginemos. Un machito, educado en lo más profundo de las provincias (vascas, para ser más exactos), al que se le revuelve el estómago al observar un comportamiento inhabitual en una propietaria de un chocho, a saber, algo que no está relacionado con consultar el WhatsApp por enésima ver en el móvil para ver qué cuenta la prima acerca de su última no-conquista en el bar del pueblo. Al machito le sorprende y le revuelve tamaña actividad intelectual en la propietaria de una vagina, espera que la propietaria del chocho esté haciendo algo mínimamente estúpido para poder justificar sus prejuicios sobre las mujeres (son todas unas tontas), algo que le tranquilice en su papel de machito dominador en la sociedad. Me está mirando como si yo tuviera alas o fuese una especie rara: "una mujer escribiendo en un ordenador portátil en el metro, y con pinta de lista"... no puede ser, algo anda mal. En la cabeza del machito.

Enésima tos incómoda. Le estoy poniendo de los nervios...

Bien.

viernes, abril 26, 2013

Entrevistas de trabajo en tiempos de crisis

¿Cómo conseguir una entrevista de trabajo? ¿Hay que ir bien preparado? ¿Cómo se tiene que ir vestido? ¿Qué puedo hacer para conseguir un enchufe?

Muchas preguntas asedian a los candidatos a uno de los escasos trabajos que hay últimamente en España. La crisis económica que atraviesa no solo el país, sino medio mundo, desde aquel fatídico crash de 2008, hacen que para el empleado sea cada vez más difícil mantener su puesto de trabajo, teniendo que ceder cada vez más en sus derechos laborales y condiciones salariales. Recortes de empleo, pero también de salario para los pocos afortunados que aún tienen la inmensa suerte de contar con un trabajo y con un sueldo a fin de mes.

Cuando las cosas van del todo mal, sin embargo, hay gente que es despedida, o que incluso se puede plantear buscar un trabajo en otras partes. Para ello, hay que tener en cuenta ciertos consejos, en estos tiempos revueltos de crisis y recesión:

1- Ir bien vestido, peinado, afeitado, lavado y por qué no, perfumado. Solo se tiene una oportunidad de crear una buena primera impresión.

2- Ir con una carpeta con todos los documentos importantes para la entrevista de trabajo, tales como el curriculum actualizado, la carta de presentación, copia de los títulos académicos, de idiomas, cartas de referencia de posibles anteriores empleadores o socios en algún negocio que se haya puesto por cuenta propia

3- Presentarse con puntualidad, y evita fumar antes de entrar, el olor a tabaco es muy penetrante e insoportable para los que no fuman

4- Enterarse bien de la dirección física de la empresa, para no estar dando vueltas con el coche y perderse. Llegar agobiado a una entrevista por llegar tarde es solo un preludio de lo que va a pasar en el futuro con ese empleado: llegará tarde todos los días!

5- Hablar claro y ofreciendo detalles relevantes, evitar perderse en historias sin transcendencia. No preguntar salario ni condiciones hasta el final de la entrevista.

6- Despedirse educadamente del entrevistador, con una sonrisa, evitando parecer nervioso.

miércoles, abril 24, 2013

Cómo sobrevivir cada día en la jungla...

No corren tiempos para la lírica... sí para la pura supervivencia. De personas condenadas a vivir con poco dinero, con poco amor, con poca autoestima... Es duro vivir en los tiempos actuales, pero es más duro estar cada vez más faltos de aquello que realmente importa.

Ilusión.

¿A dónde ha ido a parar la ilusión? ¿Qué han hecho las personas que ya no creen en nada ni en nadie? ¿Cómo es que han dejado que les arranquen lo más humano que hay y lo que nos distingue de las bestias? ¿Por qué nos dejamos deslizar por una pendiente cuesta abajo?

Hay que luchar cada día por tener ilusión. Por tener un objetivo que nos motive. Por mejorar nuestra vida, pero no sólo de forma material, sino también espiritual. Importa mucho lo que hacemos, pero mucho más lo que sentimos. Las emociones cincelan nuestra vida y perfilan nuestro futuro. No nos dejemos ganar por la apatía y la indiferencia.

¡Lucha!

lunes, junio 18, 2012

La especie humana es un error

Ya lo decía Schopenhauer: el destino final de todo proceso de iluminación del ser humano es llegar a la inevitable conclusión de que la especie humana y todo lo que la rodea es básicamente un error... todo, absolutamente todo lo que nos rodea, es parte del microfragmentado Universo que decidió un buen día dejar de ser unidad y partirse en trozos para... experimentar. ¿El qué? No sé, ... ¡otra cosa! Otra cosa que ser una unidad perfecta y completa. El Universo se aburría, el Ser Único decidió que ya estaba bien de ser feliz día tras día tras día... y que era hora de intentar algo nuevo. Algo que lo rompió por completo.

¿Qué somos? Una parte del Todo. Somos el Todo y una parte de él, al mismo tiempo. Somos cada uno pequeñas expresiones del Todo que tratan de experimentar individualmente distintas cosas que, unidas, conformarán una experiencia global del Ser Único.

No me hace gracia, la verdad... No quiero saber que mi sufrimiento individualizado está de alguna manera cósmicamente justificado porque, en el fondo y al final, lo único que importa a nivel global es el conocimiento que se deriva de ello... Yo quiero ser feliz, quiero tener dinero, familia y amigos, no quiero dedicarme a experimentar de manera individualizada las más penosas cargas, todo por el bien del Universo.

Que vaya otro a sufrir y a hacer avanzar el Universo, que yo quiero dedicarme a ser feliz.

sábado, marzo 31, 2012

Cómo salir de la crisis

No hay fórmulas mágicas. No hay soluciones inmediatas. Pero se tiene que salir de esta crisis. Pero no de la manera en que se ha hecho hasta ahora. Anteriores crisis no tenían las particularidades de ésta: crisis financiera global, que luego se ha traducido en rescates millonarios a la banca. La misma banca que no da ahora crédito a nadie para poder montar un negocio y salir a flote.

Montar un negocio: ¿para qué? Si ya nadie va a ir a comprar. La gente no tiene dinero, pero lo necesita cada vez más. Familias enteras con todos sus miembros en paro, que no ven la luz al final del túnel. Pero la mayoría son familias con gente de poca cualificación profesional, que trabajan en el sector servicios, que no aportan mucho valor añadido, que no hablan idiomas, que no tienen un trabajo que realmente se necesite. Camareros, los hay a patadas. Ahora: ingenieros especializados en el sector marítimo, ya muchos menos.

No vale con echarse las manos a la cabeza: haber estudiado algo que la sociedad realmente necesita. Una cosa es lo que le resulta a uno más fácil estudiar y hacer (o no estudiar directamente) y otra cosa es asegurarse un porvenir, un futuro. Los que tienen casa, familia y se pueden permitir un coche e irse de vacaciones son aquellos que cuentan con una especialización en una materia que se demanda. ¿Has estudiado Empresariales y de esos, los hay a patadas? Pues reconviértete. Busca otra cosa que realmente se necesite. Pero no te quedes parado. Eso es lo peor que se puede hacer.

martes, marzo 20, 2012

Con la crisis: ¿emigrar o quedarse en España?

Con la actual crisis económica que azota España, aunque también media Europa, el recorte de las prestaciones sociales a aquellos que están en el paro y que no cuentan con un salario que llevar a casa a fin de mes, puede acabar de darles la estocada final y convencerles de que existe futuro en otros países antes que en España. Mucha gente se hace esta pregunta: ¿qué hago? ¿me voy fuera de España o me quedo aquí? ¿me lanzo a la aventura de buscarme un nuevo trabajo en el extranjero o intento encontrar algo en España?


Y es que no se trata de irse de España de cualquiera de las maneras, aunque ante la desesperación de los millones de parados que ven que se les acaba el dinero sin poder salir adelante, es mejor la acción que quedarse parado.

Buscar salidas laborales en el actual panorama de falta de trabajo en España es complicado, aunque no imposible. No obstante, si no queda más remedio y antes que quedarse a vivir en casa de los padres (aquellos que se lo puedan permitir, por supuesto), mucho mejor es plantearse irse al extranjero a buscar trabajo.

Ir al extranjero a buscar trabajo: requisitos

Antes que nada, hay que enfatizar (y nunca se hará lo suficiente) en que para poder triunfar fuera y encontrar un trabajo decente, lo primero que hay que hacer es dominar bien el idioma del país al que se va. Con solo chapurrearlo no vale, ya que en España incluso tenemos la mala costumbre de llamar "chapurrear" al hecho de solo saber decir "hola" y "adiós" en el idioma extranjero. Las entrevistas de trabajo en el país extranjero al que se va se harán en el idioma local. Los impresos a rellenar para empadronarse y para cualquier gestión administrativa, también irán en el idioma local. No, no en todos los países se habla inglés de manera fluida y frecuente, y mucho menos en las oficinas de la Administración, pobladas de empleados con una formación básica y muchas veces con cero idea de idiomas extranjeros. Hay que hacerse a la idea de que el inglés solo lo hablan bien los ingleses, y eso que ni siquiera todos los españoles que afirman saber hablarlo, son capaces de decir mucho más que un par de frases básicas y mal pronunciadas.

Segundo: hay que tratar de no irse de manera alocada y medio suicida a un país cuyas costumbres se desconocen. España es un país muy particular, donde se vive muy bien, la gente tiende a ayudarse entre si y el carácter es más abierto. No así en todos los países del mundo. Sin ir más lejos, los alemanes o franceses no son muy dados a ayudar a aquellos que no dominan su idioma, que no tienen una cualificación importante o que pretenden hacerse entender en inglés en lugar de los idiomas locales. Es mejor saber que el estatus de inmigrante en el país extranjero es una losa muchas veces pesada de llevar, que marca para siempre la experiencia de vivir fuera. Tal como está la situación económica y laboral en muchos países de Europa, no es probable que se acoja al español emigrante con los brazos abiertos, y que se le den facilidades. Así que hay que ir mentalmente preparado, no solamente para afrontar el choque cultural, sino también a asumir una condición de emigrante que automáticamente sitúa a la persona en una segunda categoría, sea cual sea su cualificación. El racismo y la xenofobia son cada vez más fuertes en Europa, y en muchos lugares se está dando un retroceso grande en los derechos y las condiciones de vida de los emigrantes. Tenerlo en cuenta es básico a la hora de pretender vivir medianamente feliz en el país extranjero.

Tercero: hay que ir con unos ahorros importantes, hasta encontrar trabajo. Ir con 1000 euros no basta, y muchas veces ni siquiera 3000 son suficientes. La pregunta obvia es: si estoy en España en paro y sin ingresos, cómo voy a poder permitirme ahorrar 3000 euros para poder irme fuera a buscar algo. Y en muchos casos no se encuentra. Ahí está la cuestión, y se trata de una de las barreras a la emigración más fuertes que hay. No es fácil emigrar y cuando se trata de poder hacerlo en unas condiciones mínimamente aceptables, aun menos.

Y, por último: hay que tener el desarraigo emocional. Eso que nos hace echar de menos la casa, los padres, los amigos, las costumbres... puede ser un problema muy importante, especialmente en el caso de la gente de más edad. Irse con 25 años, es fácil. Irse con 40 ya no tanto. Tenerlo en cuenta, porque la morriña de la tierra, lejos de ser una leyenda, es un elemento de decisión que a más de uno y a más de dos les ha hecho volverse, incluso cuando las condiciones fuera son mejores.

miércoles, marzo 14, 2012

Dónde ver la Fórmula 1 en 2012 online en Antena 3

Ahora que los derechos de emisión del Campeonato Mundial de F1 han sido adquiridos por Antena 3, ya no tendremos que conectarnos a la web de La Sexta para poder sintonizar los entrenamientos (o Free Practice), la sesión de calificación del sábado (o Qualifying) o la carrera el domingo para ver la F1 en directo gratis en Internet desde España.



La temporada de F1 en 2012 arranca este domingo, 18 de Marzo, con la carrera de Australia. El circuito de Merlbourne, tan querido por los pilotos, albergará desde hoy Jueves los motorhomes e instalaciones de los equipos y periodistas especializados desplazados para contar en vivo y en directo el arranque del denominado "mayor show del mundo". Ferrari con Fernando Alonso, Red Bull con Sebastian Vettel, Mercedes con Michael Schumacher, Lotus Renault con Kimi Raikkonen y McLaren con Jenson Button y Lewis Hamilton, esperan poder arrancar bien todos una temporada apasionante para los fans de la Formula Uno. ¿Quién será el campeón al finalizar el año? El tiempo lo dirá. El tiempo, y quizás también, el mago de la Fórmula 1, el diseñador de coches de competición más reconocido en el mundo, el británico Adrian Newey.

Para no perderse las carreras, los entrenamientos o la calificación, se puede ver online en la web de Antena 3 a partir de este viernes de madrugada, todo lo relacionado con la Formula 1. Al igual que lo hiciera La Sexta en el pasado, ahora que esta cadena ya no emite la F1 este año, Antena 3 ha decidido poner a disposición en España y para todos aquellos que se conecten en Internet y dispongan de una IP española, una retransmisión en streaming (en vivo y en directo), con los comentarios del inefable periodista especializado en la F1, Antonio Lobato. También estará acompañado por su equipo de siempre, y que se ha trasladado desde La Sexta. La chica de la Formula Uno en España, la periodista Nira Juanco, también llamada "la chica del pitlane". Le acompañana además en su equipo de producción para televisión Julio Morales (subdirector), Manuel Casais (realizador), Miguel Ángel Cobos (director de producción) y Óscar del Castillo (redactor jefe).

Lo dicho: a partir de este fin de semana online en la web de Antena 3 TV podemos ver gratis la F1 en directo desde España.

Dentro de poco: ¿coches gratis?


Con la crisis galopante actual, no sería de extrañar que dentro de poco los fabricantes se vieran forzados a hacer cosas todavía más desesperadas que las que ya hacen, a saber: ofrecer coches por casi el precio de coste.

Resulta que algunas marcas, en su estrategia interna que por supuesto no desvelan, están diciendo ya a sus directivos que mejor que tener un coche en una campa que no se vende ni a la de tres, que se lo quiten de encima cuanto antes. Al precio que sea, dentro de unos márgenes lógicos, obviamente. Y es que lo que muy poca gente conoce es que a un fabricante le cuesta dinero y trabajo mantener un coche parado en una campa, puesto que los concesionarios (que son empresas privadas y no pertenecen a las marcas de coches) compran estos coches al fabricante pero a un plazo determinado, por lo que existen unos costes de inmovilización financieros, que hacen que cuanto más tarde un coche en venderse, peor sea para el fabricante.


Sabiendo esto, mejora sustancialmente nuestro poder de negociación como consumidores a la hora de adquirir un automóvil, porque basta con acudir al chantaje emocional para lograr ahorrarse no unos cuantos euros, sino incluso unos cuantos miles de euros. C'est la vie. Así que el que no lo sabía, ahora ya lo sabe. Y quién sabe: quizás dentro de muy poco tiempo veamos ofertas de coches gratis, con tal de el fabricante quitárselos de encima. Aunque seguramente el coche en cuestión no se parecerá al de la foto.

La desesperación aumenta: ahora los coches gratis


La crisis en el sector del automóvil está haciendo estragos de una manera como no se puede imaginar... Los coches se van amontonando uno tras otro en interminables filas de campas de almacenamiento, mientras que sus relucientes pinturas metalizadas van perdiendo el brillo que otrora tuvieron... ¿Cuándo se acabará? Ni Dios (alias Carlos Ghosn) lo sabe.

A grandes males, peores remedios, a los de Renault se le ha ocurrido dárselas de modernos y han instituido la subasta inversa en coches de segunda mano. Tú pones el precio (tipo e-bay) y ellos deciden si te lo dan o no. Auténticas gangas a 20.000 eurazos la unidad. Al final, incluso puedes tener la emoción del juego, de ganar algo, porque entrarás en competencia (o no, depende de cómo se las dé la crisis) con otros postulantes. No tienes dinero para otras cosas, pero con este sistema puedes redescubrir la emoción de vivir en tiempos de crisis. Y Renault te la acerca a tu casa, para que no tengas ni que moverte del sillón. Pero si no te alcanzaba ya el dinero para llegara fin de mes, ahora jugando a la Bolsa con los coches puedes  realmente poner en serio peligro tu supervivencia diaria y la de tu familia.

Piénsatelo dos veces: porque los coches de marca Renault son tan apetecibles por buenos, que en menos de 3 años ya tendrán 5 averías y te dirán que te cambies de sistema de ABS o algo peor... Además, el servicio de (des)atención al cliente, a fuerza de deslocalizarlo cada vez más lejos y a costes más baratos empezará a tratarte con la misma "amabilidad" que los de Vodafone, Movistar, Orange & Co. ¿Te habías dado de baja  de Internet con tal de no sufrir los abusos de este trío? No sufras, porque ahora puedes recuperar esa maravillosa sensación de que te tomen el pelo con los call-centers de las firmas de automóviles.

Así que ya ves, amigo: ahora las marcas de automóviles están de liquidación, de saldo, de subasta, de mercadillo. Lleva tus ahorros mal ganados a uno de estos timadores y seguro que sales a bordo de un flamante Citroën de segunda mano que te durará lo mismo que la fanfarronería por haber cambiado de coche.

jueves, marzo 08, 2012

La envidia y el pisotón en la cabeza


Mejor agachar la cabeza y no decir nada, que luego no se sabe lo que pasa... Tú tranquilita/o en tu rincón, que es como mejor te va a ir... Tú no estás hecho para esas cosas... La carrera profesional no está hecha para pasárselo bien, sino ¡para trabajar! ... Hay que sufrir para vivir... Si no haces lo que yo quiero, dejaré de amarte... No protestes, porque a la gente no le gustan las personas que protestan...

Manipulación al cubo. Frases pronunciadas en la vida diaria por madres castrantes, padres cobardes, profesores mezquinos, compañeros de trabajo envidiosos, novios acomplejados, novias mandonas... Gente que reúne en una sola persona dos defectos gravísimos y extremadamente dañinos para cualquiera que tenga que estar a su lado: la cobardía y le envidia. A veces incluso, acompañados de un tercero, también muy dañino: el odio.


Los ejemplos son demasiado abundantes. Madres envidiosas de sus hijas, a las que condenan a una vida de submisión porque no tienen el valor de enfrentarse y aceptar el valor de aquello que han parido. Igual resulta que es mejor que yo... Padres queriendo sentar ejemplo "como cabeza de familia" pero únicamente para poder satisfacer su maltrecho ego o su falta de sana autoestima; padres que usan la  restricción como arma para coartar el desarrollo de sus hijos y el que puedan echar a volar. Quizás lo hagan demasiado alto... Hermanos roídos por una envidia malsana, sea por la edad, sea por las cualidades, que se niegan el placer de formar una familia con aquellos que son sangre de su sangre. ¿Y si es mejor que yo? Jefes temerosos de que sus "súbditos" sean más brillantes que ellos mismos, y a los que ponen trabas cuanto mejor lo hacen. ¿Y si me quita el puesto?

Gente, en definitiva, que mezcla en un asombroso cóctel la mezquindad, el egoísmo, el complejo de inferioridad y la envidia. Gente que practica la supervivencia mediante la humillación y le pisotón en la cabeza de los demás.

Pero ¿no es acaso de cobardía de lo que estamos hablando? Una cobardía bien escondida, por lo demás, entre innumerables cualidades superficiales, tales como una sonrisa permanente, el peloteo más o menos disimulado, la aceptación de todas las reglas, la obediencia a los líderes de las corriente de opinión mayoritarias. Pero es cobardía. La de no saber enfrentarse a sus propios demonios, de no hacerles frente, de no reconocer lo mediocre que es uno, de no querer mejorar, en definitiva. La cobardía de querer disimularse entre una mayoría y de castigar al que destaca. Por desgracia, practicada en muchas familias desde el nacimiento. Generaciones enteras que viven en penosas condiciones emocionales, en medio de las cuales su propia brillantez no solamente no es descubierta y potenciada, sino más aún: pisoteada y destruida. Personas que, de mayores, harán lo único que aprendieron: envidiar, coartar, destruir. Y no mejorar. Pero eso sí, sonreír e integrarse en la masa. Y se llamarán a si mismos triunfadores.

Cuando uno aprende cobardía, creerá toda su vida que no hace falta mejorar como persona, solamente acaparar más cosas y transformarse en alguien al que los demás obedecen. Aunque sea mediante manipulación o a la fuerza.

Y el pisotón se lo llevan aquellos que todavía están al principio de su camino de descubrirse a si mismos, aquellos que luchan por preservar su diamantito, escondido dentro. Si el pisotón es lo suficientemente fuerte, conseguirá anular ese brote de genialidad. Si no lo es, lo dejará malherido. Pero nadie asegura, ni que el del pisotón no levantará cabeza, ni que no pisoteará a su vez a otros.

Líderes no son los que dan órdenes: líderes son aquellos que desarrollan a sus colaboradores. Padres y madres son aquellos que desarrollan a sus hijos. Amigos son aquellos que apoyan aquello que le hará a uno llegar más lejos y más alto.

¿Remedio para la cobardía? Auto-crítica. Dejar de mirarse el ombligo para pasar a mirarse la cara en el espejo y saber reconocer los errores propios. Y cuando se haya hecho eso, se podrá uno ponerse en la vía de la sana auto-mejora, no tanto para impresionar al prójimo, sino para impresionarse a si mismo. Y así quizás haya menos pisotones en la cabeza.

lunes, febrero 27, 2012

Las mujeres son más propensas a 'quemarse' en el trabajo

Buenísimas noticias para todas aquellas que hemos tenido la inmensa "suerte" de nacer "féminas", que no femeninas necesariamente.


Además del preceptivo dolor de ovarios mensual que nos acompaña dulcemente cada 30 días, además de la inmensa discriminación en cuanto a derechos y salarios, además de tener que trabajar como esclavas para demostrar que "merecemos" que se nos dirija la palabra, no como a un perro (una perra, en todo caso) sino como a un ser humano, etc, etc, etc... además de todos estos beneficios incalculables... ahora además resulta que encima nos "quemamos" antes en el trabajo.

¿Alguien da más?
Carga mental, falta de autonomía, menor control sobre el trabajo y peores condiciones ambientales en su vida laboral. Las mujeres tienen más posibilidades que los hombres de trabajar en alguna de esas circunstancias, según ha señalado hoy UGT en un comunicado. Pero ahí no acaba la lista. Junto a las "malas" condiciones laborales y a la doble jornada que, en mucho casos, tienen que desarrollar fuera del ámbito laboral "por el injusto reparto de roles" son, a juicio de la UGT, "un polvorín que se traduce en sobrecarga, estrés y lo que se conoce como 'burnout', la sensación de ''estar quemado'' en el trabajo". Fuente

La vida duele

Tratar con gente estúpida... Tratar con gente aprovechada. Tener que poner barreras cada día para que no te hieran, para que no te arranquen aquello que te hace vivir, aquello que tienes de más precioso.

Tener que estar en guardia por si alguien viene a intentar aprovecharse (por enésima vez) de tu bondad, de tu predisposición, de tu talento para hacer dinero o para hacer a los demás felices... tener que erigir obstáculos a aquellos que detectan demasiado bien que tienes cosas que dar.

Todo esto cansa. Me cansa. Estar en guardia a todas horas, luchar por que no me quiten lo mío, por que no abusen de mi buena voluntad. Quiero vivir con tranquilidad, no quiero seguir luchando por estupideces. No quiero levantarme cada día pensando "¿qué más me habrán hecho hoy? ¿quién intentará robarme algo hoy? ¿cómo voy a hacerle frente?".

Gente estúpida y aprovechada. Gente vaga y que protesta no por los defectos de los demás, sino por sus propios defectos cuando son puestos en evidencia. Esa gente tan cansina. Y tan estúpida.