lunes, abril 30, 2007

Cómo hacerse rico rápidamente y sin trabajar

¿Hay alguna fórmula para hacerse rico en internet? Parece que sí. Y no es poniéndose a trabajar, ni siquiera en la construcción y en el sector inmobiliario como pensaban algunos...ni tampoco jugando a la Lotería, puesto que es demasiado improbable que te toque (hay más probabilidades de que te caiga un asteroide en la cabeza). Ahora también existe otra posibilidad y es que con poco dinero se puede acceder a una cantidad ingente de cosas que cuestan caras, pero que con un poco de suerte pueden ser tuyas: el sistema se llama "subastas inversas" o "subasta a la baja".

Gary Kremen es un empresario estadounidense al que un día de 1994 se le ocurrió convertirse en propietario de un par de dominios de Internet en un momento en que era algo totalmente gratuito. Los elegidos fueron www.sex.com y www.match.com, nombres relacionados con uno de los temas que más visitas e interés suscita en la red: el sexo.

Hoy, Kremen es feliz y multimillonario después de cerrar satisfactoriamente una operación de venta del primero de los dominios por casi 12 millones de euros. ¿Cuál fue su táctica? Ser listo y echarse a dormir.

Explotación laboral y cursos para directivos

Esta serie de vídeos me los acaba de recomendar una lectora (gracias Caty). Son geniales, dentro de lo que cabe al tratarse de humor negro, negro, negro. Pero exponen muy bien lo de la teoría "para ser un buen jefe hay que ser hijo de puta" (bueno, algunos habrá que se salven).

Un resumen de este esclarecedor "curso para directivos" o cómo convertirse en jefe:

- "Yo no os voy a convertir en peores personas. Si conseguís aprobar este curso dejaréis de ser personas: seréis Hijos de Puta."

- "Con el sistema patentado: Boss is always right, os convertiréis en lo mejor de lo peor en dirección, seréis Dioses".





Keywords del día

Estos dos días han sido prodigiosos en búsqueda de keywords curiosas y graciosas para llegar a este blog. Como muestra:

- "cómo aguantar a unos padres insoportables" :) A veces, ninguno de nosotros los aguanta... Tranquil@ majet@.

- "cómo despedir a un buen trabajador": hombre, si es bueno, no lo despida Ud, así de simple...

- "cómo despedir a un trabajador problemático": espero que si le va a despedir sea porque es problemático para la empresa en general, y no sólo para Ud, por aquéllo de la lucha de egos, ya sabe...

- "cómo ir vestida para pedir algo al jefe de personal de una empresa": jaja, ésta sí que me ha hecho gracia... ¿Acaso estaría pensando en ponerse algo extremadamente provocativo para hacerle al hombre perder la cabeza??? Pues en ese caso yo aconsejo el uniforme de colegiala. Con lo paternalistas (y aburridos) que son la mayoría de los jefes de personal, eso le dará mucho morbo, seguro.

- "empresa secta": ¡ja, ja! por fin uno que se ha dado cuenta. Y además me hace gracia que haya aterrizado en el post de "Los empleados de Renault se suicidan"... ¿Está acaso insinuando el buscador de Google que Renault es una secta? Hmmm... ;)

- "qué le espera a Virgo este mes de mayo 2007": hombre, pues teniendo en cuenta que yo lo soy, espero que sólo cosas buenas... :)

- "LIBROS DE SER LÍDER" (así, escrito en mayúsculas, como corresponde a líder en potencia, faltaría más :) Pues lo siento, pero aquí no encontrará nada de eso, amigo. Si no lo es, no conseguirá serlo, así de simple.

- "frase a los trabajadores en su día": ¿Qué les va a decir? ¿Que los quiere mucho? No creo que sólo con palabras consiga arreglar algo. Además, al decir "su" día, está dando Ud a entender que no se considera trabajador... Algo no va bien.

- "libertad de actuación en RRHH": Ahí van unas cuantas ideas: despedir. Aprobar el acoso moral. No hacer nada. Ya ve Ud cuánta libertad se disfruta en esos departamentos, no se queje.

- "cuántos días de salario reciben los españoles" (Inglaterra): Hombre, pues espero que los legales, es decir, todos los días del mes. ¿O acaso es diferente en Inglaterra, donde a uno le pagan extra por los días que van del 366 al 500 del año?

- "despedido en Nissan por coger la baja": ¿Quién ha sido? que me lo diga...

- "cómo escaquearse de las tareas familiares": Esto ha sido un chico, seguro. :)

- "se puede poner una falta grave a una embarazada": Anda que no, incluso han llegado a despedirlas por esa circunstancia... Si es que ya no se cortan un pelo.

Lo que me está preocupando es que mucha gente llega mediante la búsqueda "cómo despedir a un trabajador" al post sobre el mobbing en Carrefour... Espero que no esté dando malas ideas por ahí, porque entonces lo quito ipso facto. Lo que me faltaba: hacer el "spread the word" de tácticas de acoso moral desde mi blog...

domingo, abril 29, 2007

Una canción y una peli

Como estamos de fin de semana festivo, hoy toca un post más relajado: cine y música.

Primero: la canción. "Time out from the world" de un grupo de reciente descubrimiento por mi parte, Goldfrapp. Si no la has escuchado, no sabes lo que te pierdes. Una pequeña joya, aunque incluida desacertadamente en un disco en el que no pega ni con cola, "Supernature". Pongo el vídeo de YouTube, aunque el sonido no es todo lo bueno que quisiera, porque no he encontrado la canción sola en la emisoras de música on-line. Resulta que esta canción se utilizó para el videojuego Final Fantasy 8, de ahí la ambientación del vídeo, aunque a mí no me gusta ni un pelo y en mi opinión otro leit-motiv para el vídeo le hubiera venido mejor. Lo dicho, es una auténtica joya.

Y al que le guste el sonido y la voz de Goldfrapp, tampoco se puede perder esta otra obra maestra, Utopia.

(Por cierto, he añadido en la parte baja derecha de la página una mini-selección musical actualizada cada semana de lo que escucho, con extractos de cada álbum que se pueden reproducir directamente desde el mismo blog).




Segundo: una película. Me he visto varias este fin de semana, que ha sido de lo más cinéfilo. Muchas las tenía atrasadas y sin ver desde hace semanas, pero he conseguido ponerme al día, al fin. (Si es que el tiempo no da más de sí...).

Así que he tenido la oportunidad de ver:

- "El buen pastor" con Matt Damon. Me ha sorprendido la madurez con la que ha dirigido De Niro esta cinta. Muchas veces se hace demasiado lenta, pero es una película inteligente, no cabe duda.

- "Pequeña Miss Sunshine": sí, ya sé que todo el mundo la había visto hace ya mucho tiempo, incluso antes de los Oscars, y que se han hablado maravillas sobre ella. Al fin he podido redimirme y verla yo también, aunque por su aspecto indie e historia con niño, al principio no me llamaba nada. Pues sí, he de reconocerlo: maravillosa. Muy buena. Conmovedora. Es ver la vida desde el lado de los menos afortunados, - de los fracasados si nos dejamos de cosas políticamente correctas -. Increíble que alguien se haya atrevido a tratar el fracaso de esta manera, y que haya tenido tanta repercusión. Se ve que la era de los típicos héroes americanos que al final lo consiguen todo - el trofeo, la gloria y la chica -, ha pasado ya a la historia.

- "Notes on a scandal": con Judi Dench y Cate Blanchett. Buena, pero sobre todo por Judi, el resto es de calidad de cuasi-telefilme. Para "maravillarse" una vez más ante la vista de la crueldad y el cinismo de los que son capaces las personas cuando están cegadas por el amor y la envidia, a partes iguales. Otra mirada al lado fracasado de la vida.

- Y por último, mi favorita: "Little Children" con Kate Winslet (nominada al Oscar este año por este papel). Muy buena, la descripción de la vida de las personas que no triunfan, que viven a la sombra de triunfadores, y que, sin embargo, aún así ellas también tienen una vida que vivir.


Ya se ve que ahora la corriente predominante es la de hablar de perdedores, pero no de los grandes, sino de los de cada día, de personas anónimas que llevan vidas anónimas y que no resultan ser cómo ellas lo habían planeado, a pesar de los buenos augurios del principio (ella una licenciada en Filología Inglesa, él con una carrera universitaria de Derecho pero que no logra aprobar el examen estatal para abogado).

Si tuviera que elegir, aunque todas son muy buenas (y hay que verlas en VO, de eso no cabe duda), me quedaría con ésta última. Está excelentemente contada. (Y me quedo con las ganas de ver "El número 23" y "La fuente de la vida" para la próxima...).

viernes, abril 27, 2007

La arrogancia en las grandes empresas: lo que de verdad se piensa de los demás

Y entre estos "los demás" incluyo a clientes, proveedores, agencias, consultores...

LA PRIMERA VERDAD UNIVERSAL EN LA GRAN EMPRESA: "todos los demás son tontos y nosotros los más listos".

Así, ¿nos extraña que cuando llamamos a un Servicio de Atención al Cliente nos hagan en general poco caso, nos mareen con respuestas que no dan una solución a nada o directamente no nos den ninguna respuesta? Cada año crecen las quejas de los consumidores respecto a la desatención al cliente que se sufre en este país, donde la dejadez por encima de cualquier otra cosa caracteriza la despreocupación de las grandes compañías hacia los problemas causados por sus propios productos, una vez que éstos han sido ya encasquetados al cliente.


EL PRIMER ERROR: NO HAY CONCIENCIA CLIENTE

El problema es ése: aquí las empresas no piensan que tienen que "vender" como acto que se origina en la necesidad de ser más competitivos por méritos propios que la competencia y que se define como el acto de convencer a un cliente de los beneficios de sus productos. Aquí el acto de vender muchas veces se concibe como "encasquetar" el producto al cliente. Poco importan sus necesidades: ¿que necesita el coche en rojo y con un motor diesel? No hay problema: tenemos uno verde rana con un mini-motor de gasolina que hará las delicias de los aficionados a los objetos de colección. ¿Que no le gusta? No se preocupe: ya le gustará. Lo que ocurre es que Ud todavía no sabe que le gusta, pero todo es cuestión de tiempo.

Lo mismo pasa con las telecomunicaciones: operadoras de móviles que aumentan sus tarifas abusivamente, que impiden luego el darse de baja, operadoras por Internet que tienen caídas en su red día sí y día también y que luego se niegan a cancelar el contrato o a indemnizar por los días perdidos sin conexión... Lavadoras que se estropean sin venir a cuento, cuando estaban "garantizadas" en la tienda por 5 años o más (luego a la hora de la verdad, justamente la avería que le pasa a Ud no está incluida en la garantía). Y así un largo etcétera.


Mi teoría: a las empresas se las pela el cliente. Y quiero decir por empresas, las personas que trabajan dentro. Cuando más grande una empresa, mucho peor será el (mal)trato. La pequeña tienda de la esquina, a cuyos dueños todo el mundo conoce, que son fácilmente reconocibles y que tiene que dar un servicio aceptable todos los días del año o si no la gente se va a la otra tienda a comprar, no podría sobrevivir ni 5 minutos con los métodos de (no) gestión de las multinacionales, donde la arrogancia y la prepotencia del 99% de la gente que trabaja allí campa a sus anchas. Probablemente, ese alejamiento físico del cliente que sufren todos los directivos de las empresas les impide tomar conciencia de los problemas que le pueden afecta a éste primero. Por eso hay tanto mal servicio con las grandes compañías (léase Iberia, para hacerse una idea más rápida): el pasajero es alguien anónimo y es maltratado por sus empleados mileuristas, que no tienen ninguna intención de hacerle la vida más fácil. Y los que están arriba están demasiado alejados como para verle la cara al sufrido pasajero, y por lo tanto, completamente alienados de él. De ahí tantas técnicas innovadoras de management, que consisten en enviar una vez al año a los directivos de turno a darse una vuelta por las instalaciones de atención al público, sólo para recordarles para quién están trabajando realmente: para el cliente.


LA ARROGANCIA NO AYUDA

En cuanto a la arrogancia, es como el caso del secretaria del Director General: se cree que por ser su jefe quien es, ella es la jefa de todas las secretarias. Del mismo modo, el que trabaja en una multinacional se cree uno de los líderes de la sociedad sencillamente porque su empresa vende mucho gracias a los bajos costes conseguidos explotando niños en Asia. Gran falacia deductiva que desafía todas las reglas de la lógica pero que no parece producir rubor alguno en los idiotas que se la creen...

Los que trabajan ahí se creen tocados por la varita mágica de algún dios, creen ser los elegidos, y, por lo tanto, se pueden permitir de todo en su trato con los agentes externos, que sólo son pequeñas mierdecillas a su servicio. Confunden contrato y relación de negocios con obligación de que sus culos sean lamidos por proveedores, agencias de publicidad y consultoría, etc...

Se refieren con desprecio a todos los proveedores, los tratan como a esclavos, los hacen trabajar por nada (en mi empresa, la agencia principal de publicidad llevaba un retraso de 2 a 3 años en sus cobros, y tenían que ponerse a llorar cada mes a ver si nos dignábamos en pagarles; ni por esas, se les daban largas todo el rato). Pero eso no es todo: lo peor es que durante las reuniones, esos jefecillos mierdecillas que no saben hacer la O con un canuto, van de grandes patronos y exigen que se les bese sus culos apoltronados. Sin rubor, sin ninguna vergüenza. Los proveedores son las putas en un negocio instituido oficialmente, donde el paleto de pueblo de turno que tuvo la suerte de empezar en una empresa grande se permite dar consejos condescendientes a gentes que han hecho sus másters en EEUU y han visto muchos más mundo en un sólo día que esos caciques de pueblo en toda su vida.

Resulta a la par molesto y vergonzoso asistir a esos espectáculos en plaza pública, donde se va a humillar y a abusar conscientemente del proveedor de turno mientras éste está presentando ese proyecto en el que ha metido infinidad de horas, teniendo encima que cambiarlo a última hora la noche anterior por expreso capricho del cacique de turno de la empresa cliente. Como putas o peor: como toros en plaza pública, donde se va a picar la lanza para luego salir dándose de golpes en el pecho diciendo a todos los "compadres" en la sala de café: "habéis visto cómo he toreado a ese proveedor? jejeje". Producen vergüenza ajena.

Sobre todo molesto y vergonzoso resulta a los que acaban de entrar en la empresa, que no entienden muy bien si es que se han equivocado de sitio y por algún casual no están en esa multinacional "multicultural, avanzada y visionaria" que les prometieron que sería en todos los panfletos que hay diseminados por los pasillos.


EL ABUSO AL CLIENTE ES REFLEJO DE LOS ABUSOS EN INTERNO

Así que, si éste es el panorama que se da con los proveedores, que son gente necesaria para poder producir un producto y con los que hay una relación laboral o de negocios establecida, ¿qué es lo que no pasará con el pobre cliente? Al cliente se le considera el eslabón más débil de la cadena, un "pringao" que lo único que tiene que saber hacer es soltar la pasta y callar la boca. Es ese tonto al que nadie quiere ver (sólo a través de encuestas más o menos sofisticadas), al que se considera con derecho a manejarlo al antojo del Director General de turno, sólo bueno para producir beneficios a corto plazo. Se le intenta negar su derecho a la pataleta cuando el producto se estropea o no funciona como es debido nada más comprarlo. No se quieren oír sus quejas, se le tilda de "histérico y pesado" sólo porque reclame sus derechos. Según la máxima de la empresa: "el cliente, cuanto más lejos mejor" una vez que ya ha pagado, comúnmente denominado por otro lado "caer en la trampa" o "ser engatusado".

¿Y nos extrañamos luego de que haya tantos casos de acoso interno en la empresa denunciados y sin denunciar? Empresas con mentalidades así son campo abonado para los abusos laborales de todo tipo: horarios extra-largos, compensaciones mínimas, robo de méritos, violencia psicológica generalizada y, lo peor de todo, socialmente aceptada... ¿A que esto no sale en ningún libro de management ni en ningún curso de "liderazgo"? Tampoco sale reflejado en ningún documento interno de la compañía, todo se silencia al máximo, la mierda fluye por medio de corrientes subterráneas, todo el mundo está pringado de ella hasta el cuello pero no lo quieren reconocer.




EN DEFINITIVA: LOS INDIVIDUOS SÓLO SOMOS RECURSOS


Tanto los externos como los internos a la empresa. Cuanto más grande una organización, más insignificante el individuo. A más insignificancia, más posibilidades de maltrato.

La razón es sencilla y algo filosófica: estamos hablando de grandes maquinarias donde el más salvaje y el que tiene menos escrúpulos es el que tiene más posibilidades de sobrevivir. El ser humano a escala individual no existe: es absorbido por la maquinaria, sólo es un simple tornillo, un simple repuesto, y tiene que procurar realizar su tarea lo mejor posible y sin estorbar mucho. Capitalismo en todo su esplendor, por si alguien lo dudaba.

jueves, abril 26, 2007

El estrés es malo para la salud pero bueno para la imagen profesional

Extraído de "Serenarse y producir" del Blog de Recursos Humanos del IE:

Es una realidad, al menos en los entornos empresariales técnicos y directivos, que el reconocimiento social parece pasar por una imagen de trabajador enloquecido y estresado, que nunca parece detener el desbordamiento de trabajo. La serenidad de espíritu es síntoma de vagancia en los entornos empresariales de nuestro país.

Pues bien, la realidad parece demostrar que los resultados son más bien pobres. Y el coste psicológico es devastador, por otra parte. Tanto es así, que frases como ‘es el primero que llega y el último que se va’ se convierten en sinónimo de compromiso y eficacia. Así nos va.

De nuevo salen a prensa comentarios acerca de la cantidad de horas que trabajamos y lo poco productivos que somos en España. Y creo que seguimos todos de acuerdo, en lo uno y en lo otro.

Eso seguirá siendo así hasta que el número de infartos aumente tan alarmantemente, los trabajadores tengan que tomar conciencia de sus pobres estados de salud y se produzcan tantas pérdidas para las empresas que no quede más remedio que reconocer que menos es más.

Inicio de un meme: ¿por qué escribes tu blog?

Venga, como esto de los memes se lleva mucho, y a mí el único que me pasaron consistía en poner una vista desde la ventana de mi casa (y por cuestiones de confidencialidad no lo hice), voy a iniciar yo uno: ¿por qué escribes tu blog?

¿Qué acontecimiento especial - o qué cadena de ellos - en tu vida te llevó a querer invertir preciosos minutos de tu tiempo en escribir líneas, más para tí que para otros, y lanzarlas al incierto éter de Internet?

Normalmente un blog empieza a escribirse porque:

a) uno tiene madera de escritor, le pica el gusanillo de analizarlo todo y hablar / divagar sobre ello. Incluso puede ser que al antiguo diario de tapas duras se haya convertido ahora en la experiencia 2.0 por excelencia.

b) porque ha habido un acontecimiento importante en su vida que le da pie a querer compartir con otros, a reflexionar sobre ello, a intercambiar opiniones con sus lectores sobre un determinado tema que interesa

c) por seguir la moda de "yo también quiero tener un blog à moi"

d) por motivos de imagen personal: tener un blog (aparte de ser una moda), puede ser una excelente carta de presentación tanto personal como profesional. Los hay que explotan a fondo esta posibilidad e incluyen su blog en su CV

e) por nada en particular. Quizás un día estabas dando vueltas por la Red sin saber qué hacer, y se te ocurrió "¡oye! y ¿por qué no monto un blog?"

En mi caso, fueron varios los factores: por un lado llevaba ya tiempo con varios intentos de blogs desde el 2005, escribiendo algunos textos difusos sobre temáticas muy diferentes, pero sin tener un nexo en común. Sobra decir que sin enfoque, esos blogs no fueron demasiado lejos...

Por otro, tanta web 2.0 que te da la oportunidad de comentar noticias, intercambiar opiniones (en un tono más o menos subido), comprobar la variedad de opiniones (y personalidades) diferentes, acabó por llevarme a abrir mi propio blog donde exponer tranquilamente mi opinión sobre ciertos temas de forma más extensa y razonada que en comentarios allí y allá.

Y, por último, y lo más importante: me di cuenta de que tenía bastantes cosas que decir sobre un tema muy particular - el mundo laboral -. En un principio no creí que el tema diera tanto de sí, pero a la larga veo que los posts se suceden con cierta coherencia (aderezada siempre de un poco de humor -negro, pero humor al fin y al cabo -).

Con la ventaja añadida de que siendo este blog anónimo, este anonimato me permite decir lo que pienso con más franqueza, sin cortapisas, sin pensar que tengo que ser políticamente correcto. Es la libertad que te da la Red, que te la quitan en las empresas, donde toda crítica y pensamiento contrario a "la Logia" se murmura por lo bajinis, con el miedo de que le caiga a uno la guillotina encima.

Y ahora viene la gran pregunta: ¿por qué este tema (a priori ciertamente árido) y no otro? Pues porque llevaba cierto tiempo (años) observando mi empresa (una gran empresa, de esas cuyos productos puedes ver con sólo mirar a tu alrededor), la gente que trabajaba en ella, intercambiando opiniones con colegas del trabajo sobre lo que ocurría en ella, sobre las injusticias, sobre el mal management que se daba todos los días, sobre la hipocresía, sobre la irrealidad de tantos buenos propósitos que nos habían metido en la cabeza y que luego resultaban desmentidos por esos mismos propagadores de buenos sentimientos y hábitos en la empresa.

Pero, sobre todo, por un motivo: yo fui una víctima de acoso moral en mi empresa. Un acoso largo, que duró dos años y medio y que, gracias a Dios, un día terminó, como todas las cosas en esta vida. Esta circunstancia, por encima casi de los otros motivos, me hizo replantearme muchas de las cosas de las que nos dicen y repiten todos los días ("sé bueno y serás recompensado") y que luego no se cumplen por la acción de las mismas personas que lo dicen. He visto demasiados "donde dije digo, digo diego".

En cierto modo, me sentía estafado: estafado por la empresa a la que había entregado tantísimas horas de duro trabajo, en la que había depositado mi confianza creyendo que "los mayores" saben lo que se hacen (¡y tanto, pero guiados por el más profundo de los egoísmos!), estafado por la vida misma que, desde que tengo uso de razón, está poblada por "benefactores" que cogen lo que pueden de tí mientras pueden y llegado el momento de la recolecta, de la gloria, prefieren guardarse el premio para ellos. En fin, qué no sabrán aquéllos que habrán pasado por una situación similar... a ellos no hace falta que se lo explique. Y a los demás, a los que han tenido la tremenda suerte de no pasar por ese infierno en vida, no quiero explicarles ni convencerles de nada, porque me consta que ésta, por encima de cualquier otra circunstancia laboral, es la que menos fácilmente es comprendida y la que menos empatía despierta. Por ser como el humo, muchas veces: las heridas existen, pero no son visibles. Al menos no en el corto plazo. Las contenemos, no queremos dejar que aparenten en el exterior, para que la cosa ahí fuera no empeore...

Pues aquí estoy, sincerándome por primera vez en mi blog acerca de mis motivaciones, en el que seguramente hay suficientes indicios que habrán hecho adivinar a más de un@ (sobre todo a aquéllos que me siguen desde un principio) de qué se trataba. No he querido hablar de ello hasta ahora, era demasiado íntimo para mí, pero por lo visto, ahora sí que puedo y quiero hacerlo público (aunque yo no sea Maradona y esto probablemente le importe un pijo a mucha gente...). Pero al fin y al cabo es mi blog, y escribo lo que quiero ;)

De ahí (aunque no haga falta decirlo) mi visión tan crítica con el establishment, con las corrientes tendenciosas de pensamiento "único", con los libros de tonterías para la empresa ("sea Ud mejor trabajando más y siendo el más honrado"). No dudo de que haya que ser honrado, yo quiero seguir siéndolo, es la forma de ser que he elegido o que me ha tocado, vaya Ud a saber, pero no por ello dejo de reconocer que en el mundo laboral actual al que es honrado y trabajador le llueven los palos y los problemas. Por querer hacer las cosas bien, por no querer dejarse pisotear, por reivindicar los derechos de uno mismo, muchas veces ni siquiera alzando demasiado la voz, sino de forma discreta, esperando que con ello la elegancia en la forma de actuar suponga un punto a favor de uno. Craso error. El mundo, una de dos: o ha cambiado sus valores de un tiempo a esta parte, o siempre ha sido así y en las películas (maníqueas) siempre se nos presenta el blanco bien separadito del negro...

Pues por eso. Por eso escribo este blog; así que voy a terminar este post como lo he empezado: proponiendo el meme, por supuesto sin necesidad de entrar en estas profundidades, a gusto de cada cual.

Lo dicho, paso este meme a mis comentaristas más activos:

- Cebolla
- Doctora Yvonne: ver su post de respuesta aquí
- Erkemao
- Sublibrarian of the Year
- Luis de Seta
- Zapatilla

y a los que les apetezca recoger el guante, que se animen, aquí no hay limitación de aforo (que me lo digan e incluyo un link a su blog).

miércoles, abril 25, 2007

Los directores de RRHH son los que más cobran de la empresa... ¿me lo creo?

Según El Economista, así es. Aparentemente, el Estudio Global de Remuneraciones 2007 realizado por Mercer HR Consulting así lo afirma: 121.000 euros es el salario del responsable máximo de Recursos Humanos.

La excusa que ponen es que este área está tomando cada vez más importancia en las empresas, en cuanto a decisiones "estratégicas", pero yo no lo creo.

Y como yo tampoco parecen creérselo otros, cuando afirman que el Director de Marketing gana "al menos un 10% más que el de RRHH".

Me parecería totalmente utópica la situación contraria: primero porque el área de RRHH jamás ha sido (ni será, no sé si para bien o para mal) un área más estratégica que la de Marketing / Ventas o Finanzas, por ejemplo. Estas dos direcciones son las más glamourosas en todas las empresas y, por ende, las más disputadas. Las que tienen más caché, por lo tanto.

Mientras tanto, a los de RRHH (una vez más, no sé si con razón o sin ella) se les ve más como a curritos picando Excel todo el día o, en el peor de los casos, no haciendo nada. Nada de glamour, nada de peleas por llegar a estar en ese departamento. No vende, ni siquiera en interno: el que es RRHH es repudiado (esta vez sí que creo que con razón) por sus antiguos colegas de otros departamentos. Sus maneras de hacer no convencen: eso de erigirse en la Policía de la empresa no mola a los demás trabajadores. Los chivatazos y el espionaje han sido siempre oficios solitarios, qué le vamos a hacer.

Por lo tanto, y dada esta "oscuridad" que se cierne sobre este área, parece lógico que sus niveles salariales no estén a la altura de otras áreas. Lo confirma también una de las comentaristas de dicho artículo en el periódico: nada de salarios estratosféricos, ni siquiera para los directores (a menos que algún que otro año cobren una prima en concepto de desempeño excepcional por haber conseguido despedir a mucha gente o haber logrado un Convenio más beneficioso para la empresa, ejem).

Así que creo que falta todavía tiempo para que este área realmente llegue a ser tan importante para el resto de la empresa (salvando el aspecto técnico de gestión de nóminas) como los que trabajan en ella quisieran. ¿Quién sabe si para bien o para mal?

martes, abril 24, 2007

Poniéndose piedras en el propio camino

Qué gran texto:
Hay muchas maneras de ser desgraciado. A mí me encanta ésa en la que uno mismo va colocando piedras en el sendero, para tropezar con ellas y darse una hostia padre. Sí; además no intenta ocultarlas, están visibles. Sabe que se hallan ahí, conoce el lugar exacto; aun así se permite el placer de no obviarlas y de caer y llorar.

Pero basta de lloriqueos infructuosos. Los mayores obstáculos son los que nosotros mismos ponemos. Nos limitamos, cercamos nuestras emociones, sueños e ilusiones. Es un craso error, sí… pero inevitable. Parece justo pensar, por tanto, que la mentalidad a adoptar es otra: luchar contra aquéllo que nos atenaza, sin miramientos.

No dejes que el miedo sea el director de tu vida. Ese puesto te corresponde a ti; y el de actor principal, guionista, productor… Esta es tu película. Disfrútala.

Via | El Cisne Alado

lunes, abril 23, 2007

Frase (dogmática) del día


"No te preguntes lo que tú puedes hacer por la empresa, sino lo que la empresa puede hacer por tí"

(sobre todo cuando tú ya has hecho mucho por ella)

¿Dónde está el error?

¿Qué hacer cuando no vendo? Despedir gente

Es lo que ha debido pensar Sony, tras el batacazo sufrido en Europa con la última Playstation, que no se ha vendido ni como los churros, ni como los productos de la competencia, que es más grave.

Así que, a falta de grandes ideas, de innovación en el ámbito de la producción o de estrategias rentables en el área de Marketing, las grandes empresas, que gustan de autoproclamarse "visionarias, modernas, a la última en técnicas de management" echan mano del clásico recurso ante la época de las vacas flacas: echar al personal.

Ni más ni menos que 160 personas de la unidad de negocio europea esperan que les caiga la guillotina encima, y todo por errores arrastrados desde hace tiempo por esta compañía. Tanto MBA, tanta gaita, y al final resulta que a lo más que llegan los mandamases es a presentarse en la sala de reuniones con un bonito Power Point de una sola diapositiva donde pone bien en grande: "nuestro problema es la gente" (de abajo).

Está claro que su problema es de la gente, pero no de la de abajo precisamente, sino de los soplagaitas que se pasean por los pasillos café en mano y cuya máxima preocupación es con quién irán al campo de golf ese fin de semana. A los demás que les den. Como dijo un jefe mío: "bahhh, esos sólo son los soldaditos". Ahora está en Sudáfrica, y se ha atrevido a proponer como revolucionaria estrategia de marketing para vender más y salvar a su filial de los números rojos "regalar a cada cliente un boli que se ilumina con el nombre del producto escrito encima"... Para eso le hizo falta 10 años de experiencia en la empresa, 4 puestos de manager internacional y un Máster. Si es que me faltan las palabras para calificar a este sujeto. Pero bueno, teniendo en cuenta que se trata de un francés, igual es más fácil entender el misterio, quién sabe.

Así que ya saben, queridos grandes mánagers de multinacionales: la respuesta más simple siempre es la más acertada. ¿Que no se vende? A despedir. Así, de paso, mejorarán su calidad como mánagers duros y entregados, tal como recomienda Expansión y Empleo en este infame artículo. Porque "despedir enseña a dirigir". Sin comentarios.

Qué hacer tras ser despedido y cómo afrontar la búsqueda de trabajo

Lo que puedes hacer cuando te despiden:

- sentarte en tu sofá y comer hasta caer rendido

- aficionarte a las drogas o al alcohol; después de eso, estar desempleado será el menor de tus problemas

- cuando ya no tengas dinero para pagar facturas, deja de pagarlas o ponte a vivir de tus familiares o pareja

- cuando éstos ya no te aguanten, empieza a buscar un trabajo: infla tu CV y utiliza expresiones grandilocuentes

- como la búsqueda de trabajo es dura, puedes irte a pasar el día a un banco en el parque, bebiendo, mientras simulas estar en un nuevo trabajo

- cuando vuelvas a casa después de 8 horas en el parque, no olvides hacerte el cansado y decir eso de "ahora creo que estoy en el buen camino" y pedir dinero a tus familiares mientras esperas tu próximo y ficticio salario.

Más ideas en el siguiente vídeo, 3 minutos de auténtico delirio.

domingo, abril 22, 2007

Yoigo la mete hasta el fondo

... la pata, quiero decir. En un reciente acto de comunión con la blogosfera española, la compañía de reciente creación (y totalmente caótica en su gestión de altas de clientes, según cuentan) organizó una especie de Beers and Blogs para congratularse con algunos de los bloggers más famosos en España.

La pena es que sólo se tratara de una operación de Marketing (algo obvio, por otro lado), tanto que lo que realmente (al menos algunos) piensan en interno se reflejó perfectamente en la siguiente frase soltada por algún consultor de la agencia de comunicación Llorente y Cuenca a cuenta de uno de los bloggers: "éste ha venido a vendernos el currículum".

Al parecer y según los testigos, esto fue pronunciado con el mayor de los desprecios del que un snob puede hacer gala al hablar de los títeres que intenta manipular. Muy acertada la reflexión en el blog Madrid Me Mata:

Si todo el evento consistía en tratar a los bloggers como agentes de comunicación válidos, en el mismo rango que otro periodista o experto de cualquier otro medio de comunicación, este tipo la jodió con una frase cazada indiscretamente. A este ejecutivo de cuenta, acostumbrado a lidiar con periodistas de título y micrófono, se le cayó la sonrisa Profident para decir lo que realmente pensaba: pero y éstos, quiénes son.
La interpretación de todo esto: "os hago la pelota para que habléis bien de la marca en vuestros blogs, pero os sigo considerando unos pringados. Verdad, verdadera." Cagada de Yoigo a lo grande. Que se ventile.

¿Cuánto nos queda?


Hoy es el día de la (pobre) Tierra.

Via | El País

viernes, abril 20, 2007

Google en 2084: El Gran Hermano se hace realidad

Vía | El Congrio
Relacionada | Seguimos siendo libres... (?)

jueves, abril 19, 2007

Soñando...

Decálogo de un empleo ideal:

1. Aquí le vamos a pagar a Ud más de lo que le pagaba su antigua empresa, y por supuesto, más que a sus otros compañeros. Queremos que Ud se sienta contento de trabajar para nuestra empresa.

2. El coche de servicio que le vamos a poner va a ser más grande que el de sus colegas.

3. Le vamos a sentar en el mejor sitio y al lado de la ventana.

4. No tendrá que irse al otro lado del edificio a buscar el café, le pondremos una Nespresso de 450 euros último modelo especialmente para Ud en el gran armario especial para Ud que tendrá al lado de su gran mesa, encargada a medida a esa tienda chic tan de moda.

5. Podrá coger las vacaciones en las fechas que mejor le convengan, y no tendrá que hacerlo siempre el mes de agosto, como los otros curritos.

6. La hora de entrada no existe: Ud llega a la hora que buenamente pueda, y desde luego, no antes de asegurarse de que ha descansado Ud lo suficiente. Si no fuera así, podrá llamar a la oficina para avisar que se toma el día libre por cansancio. Ese día será retribuido, naturalmente, y tampoco se le tendrá en cuenta a la hora de medir su productividad.

7. No tendrá 2, sino 3 pagas extras al año, incluyendo un doble bonus, uno a finales de diciembre, y otro en febrero, más revisiones salariales garantizadas al menos 8 puntos por encima de la inflación del año.

8. No tendrá que hacer Ud viajes de negocios cansados al otro lado del mundo para pasearse durante un cuarto de hora por una fábrica; enviaremos a alguien en su lugar, preferentemente recién licenciado y contratado, que se lo grabará todo en vídeo para verlo a su vuelta.

9. Tendrá acceso gratis al mejor gimnasio de la zona, y podrá ausentarse 2 horas al mediodía para mantener la forma. Su salud es importante para nosotros. Así como el saber jugar bien al golf con los jefazos de la empresa y los socios de negocios.

10. Su jefe no será un gilipollas y sus empleados serán más eficaces que Ud pero no le harán sombra porque antes de que puedan hacerlo, les habrá quitado la palabra de su boca o trasladado o despedido, en el peor de los casos.

miércoles, abril 18, 2007

Seguimos siendo libres... (?)

En el fondo, por mucho que intenten controlarnos, seguiremos siendo esa "caja de sorpresas" de dónde puede salir cualquier cosa. Mis colegas del estupendo blog Llámame Lola, un auténtico descubrimiento que hice hace un par de meses, han atendido gentilmente mi petición y han hecho la investigación por mí subiendo el vídeo a Internet, después de haberme visto este anuncio de Aquarius ayer en la tele (sí, la encendí después de más o menos dos meses sin usarla, no es broma, los hábitos de consumo de medios de información han cambiado tremendamente en los últimos tiempos... ¡Ah! y no me preguntéis por qué encendí la tele tan de improviso...: es que leí en Menéame que la Leti habría dado ya a luz y no quería perderme el espectáculo mediático, ejem, ejem. Falsa alarma, por otro lado).

Ahí va el vídeo, en una clara alusión al mini documental "Google's Master Plan" sobre el control de datos privados en nuestras cuentas de Google y el conocimiento detallado de nuestros hábitos de consumo que pueden tener las multinacionales. Un anuncio de lo más valiente, y un guiño malicioso a la última tendencia de concentración de poder en Internet.



Aquarius - Caja de sorpresas
Uploaded by Masterfill

Aquí podéis ver el vídeo sobre Google, al que parodia el anuncio de Aquarius, que inteligentemente plantea la pregunta "is Google evil?":

De adultos ¿seguimos siendo niños?

Ayer leía una entrada en el blog de Sísifo, donde éste hacía "un repaso a las culturas milenarias" y lo relacionaba con las distintas tipologías de jefecillos que existen hoy en día (los grandes jefes, esos grandes desconocidos, están demasiado arriba para saber exactamente lo que hacen) y de cómo nos hacen la vida imposible cada día.

A propósito del tema, yo me atrevía a darle un consejo a mi amigo el de la piedra y la colina a propósito de técnicas de supervivencia válidas en el trabajo, cuando la realización de uno mismo o, sencillamente, la realización de un buen trabajo y en condiciones se vuelve imposible por la interacción de estos curiosos personajillos.

Yo le decía: haz como en el cole, piensa en otra cosa mientras realizas tu tarea, piensa en lo que te vas a comprar con el dinero que ganas (un buen libro, un fin de semana de descubrimiento por ahí, un regalo para alguien querido, una entrada a alguna obra de teatro, en fin..., tantas cosas). Cosas que te harán disfrutar de verdad. La clave quizás está en insensibilizarse, en sentir cuanto menos de esas cosas dolorosas que amargan el día cuando menos te lo esperas.

Como en el cole. Cuando éramos pequeños la avalancha de asignaturas y de actividades extraescolares nos hacía adquirir habilidades de autómatas cuando de sacarlas todas adelante se trataba. Indudablemente había materias que disfrutábamos más y otras mucho menos (en mi caso, eran las insufribles clases de informática de "programación" en DOS que a alguna alma caritativa se le había ocurrido plantar los viernes por la tarde a última hora). Obligados como estábamos a asistir a aquéllas clases de tortura donde el profe no tenía ni idea de lo que daba, donde reinaba el desconcierto más absoluto ante qué hacer con tanto c:dir, y árboles de ficheros horrorosos, uno acaba por aprender técnicas de supervivencia para tales suplicios: poner la mente en otra cosa, mientras se ejecutaban maquinalmente las instrucciones. Todo con tal de que esas dos horas pasasen cuanto antes y poder largarse a casa y al fin de semana (a seguir estudiando, por otro lado).

Creo que, dependiendo de la carga de actividades de cada uno, ha habido infancias tremendamente estresantes, donde el tiempo entre una actividad y otra se contaba por minutos, donde llegamos a ser capaces de memorizar páginas enteras de Historia en 5 minutos, mientras nos vestíamos de camino al colegio. Y luego tenías que rendir en el examen. Y luego salir corriendo para ir a otro sitio a seguir metiéndote cosas en la cabeza, tales como notas de solfeo, partituras de violonchello, y en todos esos sitios tenías que rendir. Al máximo. Si no, ya sabías lo que te esperaba en casa, porque la autoridad de los padres estaba ahí para hacerte una auditoría en continuo, nunca se toman vacaciones.

Comparado con eso, a veces la vida de adulto en el trabajo me parece un juego de niños. Ni la mitad de estrés, porque las cosas van más despacio. Y además, curiosamente, en el trabajo casi que es mejor no rendir al máximo, no vaya a ser que te cojan manía y la líes. Mejor tomarte muchos cafés, discutir temas profundos con los compañeros (como el caso de la chica de la mancha en el pelo) y luego volver con una sonrisa a hacerle la pelota al jefe. La carga de trabajo puede ser enorme según qué momentos, pero no sé por qué, el estrés emocional no parece ser el mismo que cuando éramos colegiales.

Total: que a cuenta de lo de volver al cole, se me acaba de ocurrir que en realidad tampoco estamos tan mal como pensamos muchas veces. Antes teníamos a los padres a los que no podíamos rechistar, ahora podemos tener a esos mismos padres, disfrazados de jefes paternalistas. ¿Dónde está la diferencia? No la hay.

Hay padres justos y padres injustos, padres que se responsabilizan y padres que escurren el bulto sin ninguna vergüenza y echan la culpa de todo a sus retoños, padres que sólo actúan de cara a la galería pero que en realidad son responsables directos del fracaso escolar y emocional de sus hijos, porque carecen de organización y estructura y ellos mismos no saben cómo afrontar las infancias de sus hijos. Acabo de ver un caso reciente este lunes. Una madre que no sabe ni por dónde empezar con su hija de 13 años y luego le echa la culpa a ésta en público de algo que la niña ha hecho porque su madre la ha obligado. Me ha parecido horroroso. Y muy elocuente de cómo debe ser esa misma madre en su profesión. Típica jefa que planifica mal, alguien se lo dice y lo primero que hace es recurrir a la humillación pública de su subordinado que no había hecho sino seguir sus instrucciones. Esa historia ya me suena...

Así que en todas partes cuecen habas. De pequeños sufríamos por unas cosas, y nos las ingeniábamos para tener nuestra técnicas de escapismo que nos permitieran divertirnos y endulzarnos la vida o hacerla más soportable en según qué momentos. Tomando la infancia por referente, tenemos que admitir que casi estamos mejor ahora: al menos un poco más de libertad personal sí tenemos. Si no te gusta el trabajo o el jefe, al menos puedes dejarlo y largarte a una isla a vender zumo de naranja en una playa, si te apetece. Cuando eras pequeño no podías dimitir, tenías que estar ahí aguantando el chaparrón.

Así que, así mirado, casi que me siento mejor, vuelvo a ser consciente de los privilegios que tengo y vuelvo a experimentar esa sensación de recién salido de casa a los 24 cuando me independicé por completo al acabar la carrera. Recién degustando los placeres del libre albedrío, de llegar a casa a la hora que quisiera sin controles, de recoger mi casa y mis cosas sólo cuando me apeteciera. De tomar mis propias decisiones. Aquélla fue la mejor época, sin duda. Voy a guardar esa sensación cada día porque, sin duda, es una buena sensación. Por muy dura que la vida de adulto pueda ser a veces.

La foto es una preciosa instantánea de uno de esos antiguos edificios de Paris, increíblemente bien reflejado en un mini charquito de agua (hay que decir que me extraña que el charco no sea más grande, teniendo en cuenta lo que llueve en Paris...)

martes, abril 17, 2007

¡Espabile, que tenemos que aumentar la productividad!

Vía: Forges | El País

lunes, abril 16, 2007

Pues sí, la mayoría mentiría...

Ayer fue meneada mi historia acerca del "Mentir para conseguir un trabajo". No hace falta decir que el contador de visitas explotó entre ayer y hoy (3600 visitantes únicos) , ya que además de ser meneado, el artículo alcanzó la portada (sí, estoy emocionado porque ha sido mi primera vez con una historia mía ... ;) La anterior fue con la historia del mobbing en Carrefour, pero ésa era una noticia referida en este blog.)

En fin y resumiendo, que a cuenta de tanto meneo, y como quiera que había puesto una pequeña encuesta al final del artículo, con una sencilla pregunta: "Mentirías para conseguir un trabajo: sí o no", pues me ha venido de perlas porque he obtenido unos resultados totalmente significativos estadísticamente respecto a este dilema moral que (me) planteaba: cerca de 400 respuestas (...and counting), donde entiendo que se incluyen todo tipo de edades, sexo, perfiles profesionales, etc... con la característica en común de ser usuarios de Internet y lectores de medios de información masivos como Menéame.


La respuesta ha sido inesperada (al menos, para mí, que creía que el mundo era diferente, jaja):
una aplastante mayoría (71%) mentiría por un trabajo. La razón más esgrimida ha sido la del revanchismo:
si la empresa nos miente todos los días, ¿por qué yo a ella no?

(Para ver las respuestas en Menéame: click aquí.)

También hay que decir que los jóvenes y las mujeres (lo deduzco por sus nicks y por conocerlos un poco de Menéame) han sido los más duros respecto a mentir: ellos NO lo harían y además se permiten dar consejos al respecto...

Interesante, en todo caso, experimento social si he logrado obtener una respuesta estadísticamente tan contrastada por la cantidad de respuestas (con este número de respuestas el márgen de error es +/- 4%; además un estudio de este tipo debe de ser único en España, me imagino, por la naturaleza de la pregunta). La respuesta que yo buscaba (entre los escasos y tímidos 5 votitos del principio) ya la tengo: somos un país de mentirosos, así que ya puedo dormir tranquilo. Ahora sé que los de mi empresa, los que yo creía que habían mentido, en efecto, lo han hecho... Dulces sueños.

PS: También me gustaría decir que con mi artículo no pretendía decir en ningún momento que había que mentir para conseguir un trabajo o que la única forma de conseguir uno era no diciendo la verdad, como alguno de lectura demasiado rápida lo ha interpretado por ahí con titulares amarillistas. Lo que yo he hecho ha sido una reflexión en voz alta respecto a una opinón expresada por un colega (consultor él y bastante mentirosillo, por cierto; ¿los mentirosos abundan en esa profesión? con todo mi cariño por mis lectores consultores, por supuesto)

domingo, abril 15, 2007

¡Atención! Google ha comprado a mi madre

A la mía, no, pero parece que a la de este bloggero sí... El post me ha parecido graciosísimo, a cuenta de las últimas adquisiciones y fusiones de Google, y en lugar de poner en primera plana las desvergüenzas de Delphi en Marruecos (¿¿por eso se fueron de España??) y las tropelías que comete despidiendo a 600 trabajadores por reclamar sus nóminas, pues prefiero poner una sonrisa a este domingo ¿soleado? (lo era hasta hace unas horas...) y un extracto de su post:

Si esta confirmado anoche a alta horas de la madrugada se llego a un acuerdo por ambas partes. La suma de dinero alcanzo más de 50 kilos de percebes siendo una cantidad nunca antes alcanzada. Mi madre dijo con satisfacción al salir de la negociación: “Esto lo congelo y ya tengo para navidad”.

Desde entonces en mi casa han cambiado muchas cosas:

  • Cuando la preguntas donde están las llaves me dice 10 posibles ubicaciones, entre la cuales están “Cerrajerías pepe”, “Canción infantil: donde están las llaves”, “Ferretería llavecita”… y tengo que decirle siguiente para que me diga otras 10 posibles ubicaciones.
  • Sus croquetas tendrán adwords, que cambian dependiendo de la gente que las come.
  • Cuando la pregunto “quiero almondigas”, me dirá “quizá quiso decir: quiero albóndigas”
  • Es incapaz de indexar a mi hermano. Resulta que utiliza frames.
  • No encuentra a mi padre en Google Maps, ya que el bar al que va mi padre esta difuminado.
  • Ahora me pregunta por el pagerank que tienen mis exámenes.
  • Cada vez que se habla de Microsoft o Yahoo le dan pequeños espasmos.
  • Ha creado banners para adsense en los que pone “Tu madre te recomienda que comas pescado”
  • Nos ha obligado a compartir nuestra agenda en google calendars. Y ahora nos recuerda a todas horas lo que tenemos que hacer.
  • Va a ir al siguiente congreso de ojobuscador.
Más en el post original de Diariamente Locos.

viernes, abril 13, 2007

Por fin es viernesss

Vía: Mauro Entrialgo

La blogosfera está en pañales

Siguiendo con la iniciativa de Blogoedad de hacer un retrato de la blogosfera según la edad de sus autores, ya están aquí los primeros resultados de la encuesta: la mayor parte de los escritores de los blogs tienen entre 22 y 27 años, con una frecuencia mayor de la franja de los de 25 años (¡qué jóvenes!) y de los nacidos en Septiembre.

Sorprende la cantidad de bloggeros nacidos en Septiembre (entre los que me cuento jiji). Teniendo en cuenta que los que tenemos el privilegio de haber venido al mundo en este mes somos más bien escasos en el mundo (se ve que entre finales de noviembre y mediados de diciembre no f*** casi nadie, a la espera de las fiestas y de festejarlo como Dios manda), resulta que estamos sobrerrepresentados en el ambiente blogueril. Yo creo que porque a la mayoría de los nacidos este mes y que, por ende, somos Virgo nos gusta analizarlo casi todo y también escribir, por lo que el blog supone un medio ideal para comunicar nuestras ideas y paranoias particulares... ¡Saludos a los otros Virgo!

PS: soy Virgo pero de ascendente Escorpio, temblad malditos, porque me parece que he cogido más de Escorpio que de Virgo, por otro lado...

Y tú, ¿de qué signo eres?

jueves, abril 12, 2007

Bambi no sobreviviría aquí



La pesadilla de Disney: tras la pesadilla de Darwin, película de denuncia allá donde las haya, este documental (un poco antiguo, de principios de 2006) muestra cómo se hacen los productos de Disney, entre ellos, los libros de cuentos infantiles, en empleos precarios que suponen innumerables accidentes laborales, con consecuencias tan graves como la pérdida de algunos miembros (brazos, piernas, manos) o incluso la muerte. Los trabajadores tienen que prestar especial atención a cómo elaboran esos libros ya que (textualmente) les han dicho que "la piel de los niños occidentales es más fina y hay que tener cuidado de que no se corten con los bordes afilados del libro".

Racismo, explotación salvaje, secretismo en torno a las condiciones de trabajo y a cómo se fabricaron nuestros iPods, nuestras camas del Ikea, nuestras zapatillas Nike...

Los estadounidenses se vanaglorian (de media boquilla, aún así) de que erradicaron la esclavitud hace mucho tiempo. Será en su propio territorio y obligados por los propios esclavos, porque lo que es en los ZPEs en Asia, el esclavismo sigue a la orden del día...

De donde han surgido iniciativas como el de esta web que hace un repaso bastante completo a la retahíla de tropelías que cometen las grandes multinacionales occidentales en los países del 3er Mundo. Al final, la verdad es que uno no sabe dónde puede comprar esos productos fabricados por empresas socialmente responsables (si es que las hay), porque tal como decía Naomi Klein en su biblia de la antiglobalización No Logo: "

P: ¿Cómo puedo consumir éticamente, si casi todo lo que se puede comprar hoy en día ha sido producido bajo condiciones laborales precarias, con sueldos de esclavos, por compañías sin respeto por el medio ambiente?

R: Buena pregunta. De hecho revela una de las limitaciones más profundas del activismo de los consumidores. El sistema económico actual hace que sea casi imposible consumir «éticamente» por todas esas razones.

Fuentes: Microsiervos, Escolar.net, FAQ No Logo

miércoles, abril 11, 2007

El concurso 20 blogs ha terminado

¡Número 28 (con 107 votos) en la categoría Mejor blog personal! Mi recién nacido blog (apenas dos mesecitos de vida cuando lo inscribí en el concurso) ha logrado mucho más que no quedarse el último... Muchas gracias a los que me han votado, algunos fieles día tras día, otros de vez en cuando y a los visitantes ocasionales que han sentido el impulso (generoso) de hacerlo puntualmente. Y no ha hecho falta a recurrir a ninguna trampa vergonzosa, como por ahí ha pasado... Lo dicho: gracias por vuestros votos y, como lo prometido es deuda, con vosotros comparto la gloria de esta clasificación.

martes, abril 10, 2007

En todas partes cuecen habas

2 blogs estupendos y estupendamente escritos, como no podía ser para menos, por dos profesionales de esto de las letras: 2 guionistas españoles cuentan sus respectivas experiencias en el maltratado mundo de la TV y cine de este país.

1. El primero: Pianista en un burdel. Pide que no le digamos a su madre que es guionista, que la pobre cree que trabaja en burdel (si eso puede ser mejor... guiño del que escribe). Cuenta de primera mano cómo se escriben los guiones hoy en día, los entresijos de las sitcoms españolas, los trapos sucios de detrás de las bambalinas. Algunas frases para la posteridad: "Puede sonar paradójico, pero es que es más agradecido criticar injustamente a una persona capaz e inteligente, que acusar con razón a un tonto de baba. Porque con el primero, al menos entablarán una discusión entretenida, con argumentos de altura. Con el segundo, en cambio, nadie les discutirá, pero sólo podrán sacar una conclusión: fui un imbécil al contratar a este tío." (Word vs Avid)

2. El segundo, y todavía más ácido en su relato: El Guionista Hastiado. Ex-guionista de le exitosa serie "7 vidas", con la que tanto me reí durante años, cuenta de primera mano sus aventuras y desventuras en el cruel mundo de la producción audiovisual en este país. Aderezado con inteligentes y agudas críticas al producto nacional en lo que a series de TV (especialmente cómicas) se refiere. Para no perdérselo.

Ass-Kisser

Impresionante cartel. Para los que estéis todavía en la Universidad: todavía no es demasiado tarde, niños, para evitarlo... (Todavía no me puedo creer que este cartel sea de verdad...)

lunes, abril 09, 2007

¿Mentir para conseguir un trabajo?

Supongamos que estás sin empleo... o en un empleo que odias con todas tus fuerzas, donde el jefe te hace la vida imposible, y donde no ves la hora de salir y olvidarte (si es que puedes) de todo. Tienes cierta experiencia laboral, incluso te consideras un profesional competente (ahí está el fallo, muchas veces... bajando la cabeza te iría mejor, seguramente, pero no es lo tuyo). En tu cabeza surge la idea, que martillea cada vez con más fuerza, de que dejes ya de una vez tu desgraciada situación atrás, que empieces de nuevo en un nuevo sitio, con nuevos compañeros y jefes, donde el levantarse por la mañana tenga algún sentido...

Pero hete aquí que por H o por B tu CV no pasa las cribas de otras empresas. Mandas curriculums (o curricula...) y más curriculums, estás pendiente del Infojobs y del Infoloquesea, pero las ofertas no llegan, o no llegan las que tú quisieras. Y es que debes de estar haciendo probablemente tu búsqueda al revés de cómo deberías:

Ilustración: El Blog Salmón

Ocurre que en unas empresas el nivel de responsabilidad del puesto está muy por debajo del que tenías antes, en otras el salario no compensa, por último algunos de tus potenciales futuros jefes te dan miedo ya incluso antes de empezar a trabajar para ellos... entonces ¿cómo será después, cuando la fase de "seducción" se haya acabado? Temblando te quedas.

Y hete aquí que lo que se aventuraba como una opción lógica y medianamente fácil, no lo es en absoluto. Te apetece cambiar, irte, olvidarte, pero los puestos que quieres no te los dan por un montón de razones, todas excepcionalmente válidas:

- porque no conoces a nadie dentro de la empresa
- porque no te estás acostando con nadie dentro la empresa
- porque tu papá no es nadie de la empresa (¡ay!)
- porque no has ido a la mega escuela de negocios chupiguay del paraguay, donde hayas podido hacer esos amigos tan necesarios ahora...

¿Y qué es lo que te queda? Muchos dicen que no, que no mientas, que eso ya no se lleva, que te pueden pillar y mil cosas más. Ya, te pueden pillar, pero eso sólo si consigues antes que te contraten... para lo cual, se te ocurre que mentir no puede ser tan malo. Al fin y al cabo, las empresas mismas mienten y todos los días, eso está ya más que aceptado: que si menos días de vacaciones que las que te habían prometido, que si de formación naranjas de la China, que si el transporte te lo pagas tú que te traigas la comida en un tupper que es más sano porque no hay tickets restaurante, que si donde dije digo digo diego, que si esto, que si lo otro... Y luego no digamos cómo siguen mintiendo: en los aumentos de sueldo, en el reconocimiento de los méritos (tus méritos, que otro se llevó delante de tus narices en esa mega reunión donde importaba tanto marcar puntos), en la parte de variable de tu cifra global de sueldo, en el sistema de reconocimiento de méritos, etc, etc...

Con lo cual se apodera de tí una idea, una necesidad: ¡les voy a pagar con la misma moneda! Dicho y hecho: decides pasar a la acción, pero antes te preparas. Para ello, amigo valiente, estos consejos:

Cómo conseguir un empleo para el que realmente no estás cualificado

1. Prepara bien tu entrevista. Ir bien preparado es más importante que tus conocimientos o experiencia.

2. Adapta tu CV. Piensa en la manera en la que puedes utilizar partes de tu experiencia para adecuarlas al trabajo. Piensa creativamente.

3. Consigue la entrevista en sí. Sigue todos los buenos pasos de una buena entrevista para no dejar resquicio a dudas o "peros" por parte de tu entrevistador. Cuantas menos preguntas trampa le des oportunidad de hacerte, antes saldrás airoso.

4. Ten confianza en tí mismo. Sé proactivo, positivo, dinámico. Convencerás antes a tu interlocutor de tus cualidades profesionales globales, sin pararse a pensar tanto en los detalles.

5. Trata de caerle bien al entrevistador. Se suele contratar antes a gente que nos cae bien que a la que tiene más conocimientos objetivos.

6. Sé abierto a posibilidades de formación adicionales que puedan completar tus conocimientos relativos al puesto. Véndelo como una cualidad tuya en lugar de un hándicap.

¿Es lo anterior mentir? No, todavía no. Es "embellecer" el curriculum. Pero ahora surge la pregunta: ¿y si fueras más lejos? Mentir, por ejemplo, sobre los puestos que has desempeñado (suponiendo, claro, que al menos tengas una más que ligera idea de en qué consistían), ¿lo harías? ¿Y sobre el lugar de tu formación? ¿Te arriesgarías hasta el punto de poner una Universidad donde no estudiaste pero que es una de postín? Casos no han faltado últimamente de CV falseados de responsables importantes de instituciones como la mismísima ONU. Sobre la empresa ya es un poco más difícil, porque eso cantaría demasiado.

Pero... mentir sobre un puesto es lo que hace la gente continuamente... ¿o no? Basta echar un vistazo a redes sociales como Xing, y puedo ver unos cuantos perfiles de gente que ha hecho Universidades importantes pero que picaron Excel como el más mindundi de los curritos y luego ponen eso de "responsable de cuentas y de un equipo de X personas"... Sin cortarse un pelo. Sin entrar a considerar si está bien o mal (mentir sobre eso les sirvió para conseguir trabajo en otras empresas en otros países), la realidad es que se hace. Como saltarse los límites de velocidad: nadie va rápido, pero luego llegan unos papelotes a casa...

Todo esto se complementa fenomenalmente con el hecho de que la mayor parte de los consultores de RRHH e incluso responsables de RRHH en empresas (ya, ya sé que aquí habrá alguien que dirá que no, que no todos son así; por supuesto, estoy hablando de mayorías) no tienen mucha idea (por no decir algunas veces que no tienen ni p* idea de lo que están preguntando), así que con que les vendas la moto, hecho.

Y, ¿qué pasa si consigues el trabajo? ¿Y si llegas y no sabes de qué va el tema que te van a encargar? No te preocupes: a menos que se te pida ser un científico nuclear o trabajar en algo terriblemente específico, tus carencias podrán pasar más o menos bien los primeros días, e incluso las primeras semanas, bajo la excusa de que estás desorientado y necesitas adaptarte. Date cuenta de que en las empresas los listillos de nueva incorporación no suelen caer bien, así que cuanto más pidas la ayuda de otros para que te enseñen, mejor será para tu imagen social.

Aprovecha para informarte sobre aquello en lo que vas a trabajar a través de amigos, conocidos, cursos por internet, leyendo, etc... Cuando llegues a la empresa, el propio día a día hará el resto. Conozco a gente (mucha) que incluso después de años en su puesto no se enteran de la mitad de las cosas que se les piden. Y de todas maneras, lo que te pidan hacer en una empresa, a nivel general, será siempre inferior a tu formación o a lo que pone sobre el papel. Salvo que seas una auténtica calamidad y tengas nula capacidad de aprendizaje, el gran terremoto no debería pasar.

Y ¿por qué me estoy preguntando todas estas cosas y escribo este post? Pues porque un amigo me lo preguntó un día y yo le respondí con indignación que yo no haría nunca eso, que mentir está muy mal y que más tarde o más temprano te acabarán cogiendo. Después de surgir el tema más veces en la conversación empecé a pensar que en realidad, y dependiendo del área de trabajo donde estés, más o menos cualificaciones a priori no incidían fundamentalmente en el desempeño posterior del trabajo. Lo que cuenta es tener inteligencia y capacidad de aprendizaje. Y capacidad de supervivencia. Y eso se demuestra siendo más listo y sabiendo avanzar por el camino saltando de piedra en piedra. No por nada (aunque se trate de un hoax = historia inventada en toda regla, pero tiene su gracia) un empresario español se atrevió a confesar (aunque de mentirijillas) que el secreto de su éxito era robar. ¿El suyo y el de cuántos más en este país, porque yo sí que creo que muchos se hicieron ricos robando? (véase las grandes fortunas de los pijoricos de la márgen derecha bilbaína, la aristocracia de Las Arenas y Getxo, que fundaron los cimientos de su nobleza dineril en el contrabando de armas durante la Guerra Civil española).

Pues hasta aquí el post incorrecto del día. No entro en si es moralmente reprobable o no (mentir no está bien en casi ninguna situación, salvo en aquéllas de pura supervivencia, ¿o no es lo que hacen muchas madres por sus hijos?). Me parece que pasa. Y que si pasa, hay que reconocerlo. Estaré atento a cuántos llegan aquí por la búsqueda "conseguir trabajo mintiendo a la empresa". A saber cuántos de mi empresa no entraron mintiendo desde el CV, cuando aún hoy, muchos años después siguen haciéndolo... Y no les ha ido mal. Y tampoco pierden el sueño, todo lo contrario. Habrá que planteárselo.

It's link time!

La semana, aunque de vacaciones (supuestas, porque lo que es yo, mucho de vacaciones no he estado...), ha sido intensa en noticias que merecen ser comentadas aquí en Por fin es lunes:

- Es lunes. Hace gris (como hoy en cierta ciudad del norte, donde todavía me encuentro descansando). Llueve. Es lunes... Si considera que hoy es ese día, que su hora ha llegado, que no aguanta más, que todas estas circunstancias suponen la justificación perfecta para ese acto deliberado del que sólo Ud es responsable, no lo dude más. Aquí tiene un pequeño cacharrín que le ayudará en su menester, pero antes ¡asegúrese de que de ha tomado la decisión correcta! Y si prefiere ir entrenando (por si los patitos de goma no son lo suyo), aquí tiene un estupendo videojuego que consiste en suicidarse en la oficina. Fácil en ese ambiente; eso sí, tendrá que hacerlo en menos de 5 minutos o no vale.

- Yo No Compro: Página web que propone un listado de empresas conocidas por sus prácticas comerciales dudosas. No se salva nadie: ni la pequeña empresa que importa productos Made in China, ni la gran y todopoderosa Nike, que hace negocio con la explotación infantil en Asia. Pero la pregunta que surge entonces es: ¿dónde nos queda por comprar? Porque si es por ésas, no podríamos comprar productos de ninguna marca conocida, puesto que la mayoría de ellas son culpables. ¿Nos queda quizás sólo el tipo de compra en tiendas de "Comercio Justo"? Ya, pero es que ahí los precios son desorbitados con respecto a la fabricación en serie de las grandes compañías. Es una pena que una de las grandes conquistas de la sociedad industrial, la fabricación en serie, y la contención de precios como efecto, se la lleve el río de la avaricia y de la falta de respeto por parte de las grandes corporaciones hacia unas mínimas condiciones laborales.

- Dicen que España es el mejor país de Europa para vivir ¿Seguro que es así?. Estupendo artículo que da un repaso a todo lo que pasa (de malo, de muy malo y de menos malo) en este país desde hace unos años a esta parte. No deja títere con cabeza.

- Y, por último, todo mi apoyo hacia los padres de una joven de 17 años, brutalizada por la Policía tras acabar la última manifestación por la Vivienda en Madrid el 24 de marzo pasado. La joven acabó en el hospital, con varias contusiones, hematomas y hemorragias por culpa de la paliza que le pegaron dos efectivos de la Policía, mal llamada "anti disturbios" (recordemos que la manifestación YA había acabado y que la chica se encontraba comprando patatas fritas y coca cola en una tienda de chucherías cuando fue acorralada). Vergüenza tendría que darles, tanto a los energúmenos que hicieron esto como a sus responsables. Esperemos a ver qué medidas se toman... La carta de protesta escrita por los padres se puede leer aquí.