sábado, febrero 03, 2007

El botón anti-jefes

... o botón del pánico (jaja). Útil para ayudarte a conservar tu trabajo, esconder aficiones inconfesables, mantener en el anonimato historias virtuales subiditas de tono. Un sólo pisotón ... y ¡problema resuelto! Las "huellas del crimen" virtuales desaparecen de la pantalla, y tu jefe/jefa creerá que sigues siendo tan buen muchach@ como hasta ahora (¿lo has sido alguna vez?).

Práctico, cómodo, y una ganga (43 euros) comparado con lo que te puede suponer perder tu trabajo.

1 comentario:

edt dijo...

muy bueno este invento, más de uno si lo conociera lo utilizaría. saludos