domingo, diciembre 21, 2008

Rezar para tener un trabajo: mejor poner los medios

En estos tiempos inciertos, de creciente crisis económica, surgen con fuerza las preguntas de los pobres que se han quedado sin trabajo o de aquellos a los que toca incorporarse al mercado laboral y no pueden, porque les ha pillado de lleno la Depresión 2.0.

En general, la gente pide trucos para rezar para conseguir un trabajo, o para mantener el que tiene, pero lo que deberían hacer es lo siguiente: preguntarse si cumplen con las siguientes condiciones.

  1. Conocen gente que trabaja en puestos de decisión, que les pueda echar un cable, lo que comunmente se llama "enchufar", pero en el buen sentido. Si sólo conocen al vigilante de la puerta o a la chica de las fotocopias, olvídenlo: esa gente, a pesar de su buena voluntad, no sirven. Sólo sirven los jefes, y los grandes jefes, no los medianos que están más preocupados por su propia supervivencia.
  2. Tienen una profesión de las de "difícil ocupación", como operarios, técnicos, etc... Los licenciados sobran estos días, y los que hayan estudiado cualquier carrera de Humanidades, Derecho o Administración de Empresas, los que más. Lo que más se demanda últimamente son, precisamente, los que han hecho Formación Profesional, no los que tienen 8 carreras y 4 masters. Estoy empezando a plantearme reconvertirme en técnico de instalación de placas solares, tal como está el panorama.
  3. Saben idiomas: y con el inglés, solamente, ya no vale. Hay que saber al menos 3, y mejor que sea alguno de los siguientes: chino, japonés, ruso, ...
  4. Tienen una confianza ciega en si mismos. Sí: lo que realmente funciona es creer que se va a encontrar trabajo y transmitir este entusiasmo en la carta de presentación y en la entrevista.
Y, como siempre, recordar que las mujeres siempre se llevarán lo peor: en épocas de crisis, lo digan o no los que mandan, las que primero se van al paro son las mujeres, con independencia de su situación o formación (o casi siempre). La razón es que se considera que un "macho" siempre tiene preferencia ya que tiene que llevar el sueldo a casa. Si no, comparen las cifras de desempleo últimamente, y ya se ve cuál es la cruda realidad. La igualdad es sólo una quimera. Y en muchos casos, se trata no de mujeres con un hombre en casa, que pueda llevar algo de sustento a casa, sino de familias monoparentales, con hijos a su cargo... aunque al empleador esto poco le importa.

2 comentarios:

Grelo dijo...

Holas y Feliz Navidad...

Al grano. Ni que decir tiene, que los consejos que se dan en el post, suelen ser los habituales para conseguir cualquier trabajo:

*Tener acceso DIRECTO a la fuente de decisiones
*Diferenciarse de la competencia
*Saber venderse

Pero lamentablemente siento discrepar en el fondo, puesto que en una situacion economica como la que se va a vivir en España en el año próximo, va a dar igual que seas macho o hembra, que sepas mandarin o swahili, porque el paro se va a disparar hasta proporciones estratosfericas y las empresas no solo cortaran en seco las contrataciones, sino que comenzarán a recortar plantillas.

Ya lo dicen todas las entidades medianamente serias y la última ha sido Funcas.

http://tinyurl.com/72fw26

Si ellos (bastante conservadores donde los haya) auguran un 18% de paro...dios nos coja confesados, porque el turismo no va a estar ahi para aliviar la situacion como ha ocurrido en otras crisis....

saludos!!!

porfineslunes dijo...

Probablemente tengas razón, pero no sé por qué me da que las personas que saben mandarín tendrán alguna ventaja porque siempre hará falta gente que haga negocios con China, sobre todo, cuando interesa ir a vender allí y abrir nuevos mercados, ¿no te parece?