sábado, marzo 07, 2009

"The International": la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad

... sobre los bancos, sobre quién manda en el mundo, "who rules the world"... En mis recientes cortas vacaciones en Londres, me abalancé casi literalmente sobre la taquilla de uno de esos cines del East End que apestan a olor a fritura, palomitas rancias y moqueta llena de bichos innombrables en cuanto vi que daban esta película en "première". Estuve dispuesta a sufrir estas pestilencias, unidas al olor de pies y zapatillas de deporte llevadas en exceso de unos sujetos dentro de la sala (aunque cuando fui a refugiarme en otra parte de la sala de tamaño olor, me encontré con que la cabeza del tío que tenía delante apestaba a no haberse lavado en siglos. Creí - ingenua de mí - que por tener una novia al lado sería un tipo más limpio que los imberbes con acné de las zapatillas apestosas. Se ve que me equivoqué de palo a palo porque debe ser que en Inglaterra están tan acostumbrados a las pestilencias y a no lavarse, que ya ni las novias se dan cuenta, aparte de que ellas mismas deben tener la misma escasa conciencia de higiene. Por cierto: que nos quejamos en España de los precios de las entradas al cine, pero es que en UK baten todos los récords: ¡¡13,5 libras por una entrada!! lo cual, al cambio, a pesar de ser favorable estos últimos días y todo, daría unos 15 euracos. ¡Ahí es nada!)

Aunque con exceso de metraje y un guión mejorable, hay en la película algunas frases que se salvan, como (no literal) "el sistema al que Ud cree servir protege a aquellos que precisamente actúan al margen del sistema", "en el sistema siempre son los mismos los que ganan", "el sistema no le dejará encontrar la verdad, porque la verdad no interesa".

En resumen, la película trata de cómo un banco luxemburgués comercia con armas para controlar gobiernos y guerras. Lo mejor de todo ello es que por primera vez en una película se expone claramente que lo hacen no tanto por el dinero sino para (literalmente) controlar el mundo. Lo cual ya estaba dicho en bastantes documentales que pululan por YouTube pero hasta ahora siempre se les había tachado de "conspiranóicos". El hecho de que una película del "mainstream" lo enuncie de manera tan clara dará que pensar a aquellos todavía reacios a admitir que hay intereses ocultos manejando el tema económico desde detrás de las bambalinas. Recuerda a la famosa frase dicha una vez por un miembro del infame clan Rotschild "Give me control of a nation's money and I care not who makes its laws."

Este tipo de frases deshumanizadas tiene su continuación en otra de otro Rockefeller - David, esta vez, en 1973 - ("the clan that rules the world") a propósito de la "orwelización" del mundo y los tremendos beneficios de un sistema como el chino: "Whatever the price of the Chinese Revolution, it has obviously succeeded not only in producing more efficient and dedicated administration, but also in fostering high morale and community of purpose. The social experiment in China under Chairman Mao's leadership is one of the most important and successful in human history."

Con todas estas afirmaciones debería quedar ya clara la cosa. Me dan pena todos esos que se dedican a despotricar contra Zapatero, Aznar & Co, creyendo - pobre ingenuos - que son ellos los que pueden hacer algo contra la crisis, o dar dinero a los bancos y "forzarlos" (jajaja, qué ironía) a que se lo presten a los desesperados particulares. Son más bien los bancos los que tienen cogido por los cojoncillos a todo político que esté dispuesto a ponerse la careta y actuar como agente público de sus tejemanejes.

Cuando salga la película en España, allá por el 24 de Abril, no estaría mal ir a verla.

1 comentario:

biayo dijo...

"Give me control of a nation's money and I care not who makes its laws." no la dijo nadie del clan Rockefeller, la dijo el patriarca de los Rothschild