sábado, octubre 20, 2007

Sincronicidad: las casualidades no existen


www.Tu.tv
Interesantísimo debate emitido por Cuatro el domingo pasado a propósito de esas "casualidades" que aparecen en los momentos más inesperados y que suponen puntos críticos en la vida de una persona.

Personalmente siempre me han fascinado este tipo de "casualidades" que por un mínimo detalle, hacen que la vida de uno tome una determinada dirección que a la larga condiciona la totalidad del devenir vital de una persona.

Antes no creía en las casualidades, pensaba que todo estaba prederminado con mucho tiempo de avance, luego pasé por un corto período de tiempo durante el cual me parecía que nada tenía sentido y que éramos totalmente dependientes de los pequeños hechos fortuitos, y ahora estoy a medio camino: las "casualidades" existen pero de alguna manera si pueden tener lugar es porque previamente mis acciones me han hecho tomar una determinada dirección en la vida. De ahí que tantos libros digan que "la suerte existe pero tiene que econtrarte trabajando".

Me fascina y al mismo tiempo me da un poco de miedo pensar que por unos nimios detalles tu vida pueda cambiar a la larga de una manera tan dramática. La diferencia que puede suponer en el devenir de tu vida el sonreír en un determinado momento a tal o cual persona en el pasillo del trabajo, que puede hacer que le caigas mejor o peor, lo cual hará que hable bien o mal de tí en una determinada reunión, que implique que te den un mejor o peor puesto, que suponga que tengas acceso a una más rápida o más lenta carrera profesional, etc... En mi caso particular, me han pasado estas cosas y ahora me doy cuenta de la pequeñísima diferencia que suponían determinados actos en el pasado que hicieron, sin embargo, que las consecuencias se amplificaran increíblemente en el horizonte temporal a largo plazo.

De ahí el famoso "efecto mariposa" y todas esas películas, como ésta de la infumable Gwineth Paltrow "2 vidas en un instante", donde la más mínima diferencia puede suponer desenlaces trágicos o afortunados en un plazo de tiempo más o menos corto.

Y de ahí puede derivarse una pequeña teoría mía sobre el éxito: fijarse en cada detalle de nuestras vidas, incluso en los más nimios y crear una diferencia hacia mejor en cada uno de ellos. Según la teoría del caos, incluso una pequeñísima secuencia de acontecimientos modificados mediante atención consciente pueden dar lugar a cambios dramáticos (hacia mejor o hacia peor) en un futuro muy próximo.

2 comentarios:

Cebolla dijo...

No está mal para ser de la tele, donde acostumbra a haber pura basura. Carl Jung investigó mucho sobre la sincronicidad y su trabajo es interesante. Para los que no quieran leer, pueden escuchar Sincronicity, de The Police, música inspirada en la obra del suizo.

Anónimo dijo...

Carl Jung estaba enfermo cuando escribio parte de muchos de sus libros, no era la sincronicidad, si no su "ego" quien creaba esas sincronicidades, el le daba una interpretacion a lo que veia en los succesos que le pasaba en ese momento.

El libro de que habla de sus espiritus relata un caso claro de ataque psicotico.

No puedes tachar de sincronicidad ver en un periodico algo que estabas pensando en ese momento, porque ese periodico estaba editado desde hace horas, estas creiendo que todo gira a tu alrederor, quien esta creando esa trampa?

Tu mismo.