jueves, agosto 30, 2007

Así es cómo funcionan las cosas en una selección de personal

Este es el revelador mensaje que ha dejado Marta en el post "La teoría BEBO de la eficiencia" y que me parece muy valioso porque ofrece una visión de primera mano de una responsable de RRHH. Lo transcribo aquí ya que refleja a la perfección la impresión que siempre he tenido sobre cómo funcionan las cosas en esto de la selección de personal.

Buenas,
Yo trabajo en RRHH, realizando tareas de selección, formación y desarrollo, y ¿adivinad?
Nosotros nos partimos los cuernos por presentar candidatos cualificados, de buen talante, con inmejorable predisposición, y dispuestos a cobrar la miseria que nos permiten ofrecer, y entonces aparece el/la que sería su responsable directo/a y después de hablar con ellos media hora te dice: "aish! es que no le veo yo lo suficientemente suelto/a. no me convence...", que traducido significa "no me gusta su camisa, o su voz o lo que sea, y si es un gran profesional me importa un bledo...", y ale, el técnico de RRHH a seguir buscando "duros a cuatro pesetas"...
en fin, esperemos que algún día esto cambie!! un saludo.


Por si alguien lo dudaba. Gracias Marta por el comentario.

Ahora que me acuerdo, en una entrevista de trabajo que tuve una vez me di de bruces con el que iba a ser mi responsable directo, que me dijo sin tapujos a mitad de entrevista que buscaba alguien que le hiciera sentir "un flechazo". También reconoció que llevaba bastante tiempo buscando a esa persona y que todavía, desgraciadamente, no había encontrado "su flechazo". Un tío escuchimizado, con todos los dientes delanteros torcidos, que seseaba, apestaba a tabaco y que tenía más bien pinta de un sin-hogar que de un Director de Marketing de una empresa. Me dieron ganas de decirle que también lo sentía mucho, pero que yo tampoco había sentido "el flechazo" con él, más bien porque resultaba imposible por las pintas que llevaba...

En vez de eso le argumenté amablemente que me parecía que los flechazos no podían ser indicativos de una buena relación profesional a largo plazo, ni siquiera de ser un buen profesional. Es decir, que lo que menos importaban en esa empresa eran las credenciales profesionales, de las cuales hablamos más bien poco, todo hay que decirlo. Lo que tampoco importaban ni siquiera eran las buenas maneras o la capacidad de relacionarse. Lo que importaba era directamente el "flechazo". Síntoma de inmadurez galopante del que dice que no puede trabajar si no siente el flechazo, diría yo. Si tuviéramos que trabajar solamente con gente con la que sentimos "flechazo", probablemente no trabajaríamos con nadie en la vida, o con una a lo sumo...

También me llama la atención del comentario de Marta que habla de eso tan extendido que es "buscar duros a cuatro pesetas". Típica mentalidad del empresario español, que basa su plusvalía en estafar a los clientes, por un lado, y a sus empleados, por otro. Yo añadiría una cosa: cuando los encuentran, suelen descartar a los candidatos pensando en que si están dispuestos a cobrar una miseria con un buen CV es porque algo oculto hay, que hay algo que no marcha bien o que han mentido en el CV. Y los descartan porque ¡no les inspiran confianza porque están dispuestos a cobrar demasiado poco!

En fin. Que como dice Marta más arriba, ojalá esto cambie alguna vez y la selección de personal se profesionalice un poco, pero no lo creo.

5 comentarios:

Erkemao dijo...

X-D ¡Vaya! y pensar que teníamos la impresión de que los departamentos de RRHH eran el brazo ejecutor de las empresas ;)
He visto en un par de ocasiones lo del "flechazo" y por supuesto lo de "buscar duros a cuatro pesetas". En ambos casos, esas empresas, cerraron.
Saludos.

Angelillo dijo...

Leo en el otro post un comentario de cebolla en el que alude a un dicho, que es muy bueno y resume la situación actual de la empresa española:
"Si pagas cacahuetes, contratas monos" (Cliente de StarBucks - No logo"). Y luego a facturar al cliente la hora de mono a hora de ingeniero senior.

Luis De Seta dijo...

Hola Lunes, hace rato no te dejo comentarios pero te leo siempre desde mi Google Reader.

Pobre Marta!! Pero que real que es!!!

Creo que hay otro problema. Pera esta ves en RRHH.

¿que pasa cuando selecion solo busca los mejores? ¿Nunca se les ocurrio que hay puestos donde alguien de medi pelo puede funcionar?

Luego esos candidatos se van a los 6 meses porque el puesto/proyecto/dinero no les cuadra.

Una abrazo grande a todos los que nos encontramos por estos lugares!!

Salu2
Luis

Maggui dijo...

coincido con Marta... en que los responsables de rrhh nos matamos para presentar los mejores candidatos para el puesto (con previsión de acuerdo tb a las expectativas de la persona... luis) pero creo que acá el trabajo no está en el proceso mismo de la selección sino en el aprendizaje que jefes y gerentes deben hacer y sería bueno que nos demos cuenta entonces... que el coaching debería comenzar por ellos.
Sdos !!
Maggui

Gustavo Ruiz dijo...

Hace años sufrí una entrevista con un miserable que, tras saludarme, tomó el móvil de la mesa, se acercó a la ventana y charló durante... No se durante cuánto tiempo. Yo me marché. Como mencionas en el excelente post, no hubo flechazo. Claro que el candidato era yo.
Una idea que le sugiero a los candidatos es que cobren por su tiempo. Así las empresas podrán conocer lo que se gastan algunos de sus estrellas en la cobertura de vacantes.