jueves, junio 21, 2007

Resumen de noticias y reflexión personal sobre el desbarajuste de este país de telenovela


A pesar de que sigo sin Internet (y ya van 15 días) y mis emociones fluctúan entre resignado, amargado, defraudado, harto y a punto de tirarme de los pelos, voy a lanzarme y escribir mi primer post serio en dos semanas.

En este lapso de tiempo han pasado muchas cosas:

- el accidente, cuya peritación inicial arroja un resultado de 800-900 euros en daños a mi coche que el seguro del contrario de momenta se niega a pagar, ya que el contrario niega su culpa. Algún día colgaré aquí el croquis del accidente a ver si a alguien le queda alguna duda de quién fue la culpa, me cago en la leche con los cobardes que no admiten sus responsabilidades. Prometo personarme en la empresa del susodicho para poner en conocimiento de sus superiores los tremendos daños materiales ocasionados a mi coche por culpa de la imprudencia de uno de sus empleados y su negativa a reconocer su responsabilidad por miedo a lo que le dirán en el trabajo. A ver si se les cae el pelo un poquito a los cabroncetes esos...

- unas facturas de teléfono tremendas con eso de llamar al 902 de la operadora para intentar que me arreglen algo. Desde el martes parecen que se han olvidado de mí... otra vez.

- he perdido bastantes lectores habituales, que cansados de pasarse por aquí día tras día y ver que había poco pescado fresco, pues parece que han desistido algo (los comprendo, pobrecitos).

- pero lo mejor es lo siguiente: he tenido tiempo de leer mucho, mucho más y...

- ¡he redescubierto la televisión española!

Sí, ha sido mi reencuentro con la telebasura en 10 meses, tiempo durante el que desistí por completo de pulsar el botón del aparato de televisión, ni siquiera para ver Digital Plus, donde siempre dan las mismas pelis repetidas.

Ahora, a la fuerza, he redescubierto esa tremenda tele-manipulación y tele-adoctrinamiento que se llama TeleMadrid ("Espe-jo-de lo que somos", jaja), donde todo, absolutamente TODO es culpa del PSOE, que parece uno de los jinetes del Apocalipsis, nada menos.

Como lógica respuesta, el programa de Eva Hache ha dado un giro tremendo hacia la defensa a ultranza de todas las políticas socialistas, también con un tufillo a adoctrinamiento que tira pa'trás.

Pero bueno, podríamos estar peor: miren si no lo que pasa en EEUU, donde los informativos de la FOX por poco hacen vomitar por su xenofobia, racismo, homofobia y censura de toda crítica. Con la diferencia de que el ejército "libertador" de Bush no tiene nada que ver con nuestros cuatro soldaditos muertos de risa con el Perejil ese.

En mi recién redescubierto periplo por las parillas infames de esta telebasura nuestra, he entendido por fin por qué dicen que el clima político en este país es absolutamente irrespirable: Mariano dando caña a todas horas, y los medios pro-PSOE dando caña a Mariano. Aquí en este nuestro país balcanizado, ahora resulta que todo el mundo se pelea con todo el mundo, que el respeto al ciudadano se ha perdido completamente por parte de los políticos, que las mentiras ya no importan que sean obvias: todo vale con tal de proporcionar carnaza a las teles y a sus hambrientos tele-reporteros sensacionalistas.

Y hablando de sensacionalismo: ¡qué decir del culebrón Maite Zaldívar y la Operación Malaya! Qué caras, qué análisis profundos por parte de los tele-reporteros basura, qué cantidad de energía eléctrica gastada en iluminar los rostros de los carroñeros y de sus presas. Circo romano en directo, señores, y sin necesidad de pasar por la Plaza de Toros, como esta semana en Barcelona, donde se rindió culto una vez más al asesinato en público de almas y cuerpos inocentes.

Y así, entre routers de Internet que no funcionan, telebasura que abruma, crispación política que carga y Nafarroas-Bais y ETAs-NOs, y Mariano, y Zapatero, y Zaldívar, y el Real Madrid y por qué colgó la bandera de España en la Cibeles según reflexión irritada de Buenafuente, y el culebrón de Capello... entre todas estas cosas a mí se me ocurrió que quizás alguien nos podría dar una pandereta, porque el país ya lo tenemos.

Por suerte, existe algo que nos puede redimir de tanta caquita junta: los libros. Esos maravillosos tratados de la verdadera cultura y de la reflexión tranquila. He leído más que otras veces porque antes lo hacía más por Internet y ahora me he tenido que "conformar" con el soporte papel. Pero la ventaja de eso es que se puede hacer cómodamente sentado en un sofá, arropado adecuadamente: por la mantita que mantiene calentito - porque aunque estemos en Madrid y en junio, aquí un frío más bien invernal nos invade cada noche, gracias a Dios por otro lado - y por agradable compañía, que eso también cuenta, aunque a veces distrae...

Libros que he leído con pasión: No hay cielo sobre Berlín (sobre el final de la Segunda Guerra Mundial), Freakonomics (lo reconozco, llego algo tarde pero es hasta ahora me pareció el típico producto de Marketing hecho libro insufrible, pero la verdad es que merece la pena), El Cerebro femenino (magnífico libro de reciente aparición del que haré una reseña más detallada en cuanto vuelva a tener Internet plenamente disponible; le recomiendo este libro - y este extracto - especialmente a mi fiel lector y comentarista cebolla, que se pirra literalmente por estas cosas de las hormonas y más cosas).

- ¿El cerebro femenino es superior al masculino?
–En aspectos como la captación de matices emocionales y la empatía, claro que sí. En cuanto a los coeficientes de inteligencia, el promedio de hombres y mujeres es el mismo. Sabemos por la experiencia que todos podemos ser artistas, astronautas o políticos indistintamente." Cita: la autora Louann Brizendine


Y, por último, otro magnífico libro (nótese que todos los libros que yo leo son magníficos, ¡sic!) que incluso me hubiera gustado escribir a mí de lo increíblemente coincidentes que son sus conclusiones con mis ideas: Los Muertos Vivientes: la escandalosa verdad de la vida en la oficina.

Increíble manual para abrir los ojos ante las verdades universales de toda oficina de gran empresa, donde "la maniobra política y el padrinazgo y no la capacidad motivan el progreso individual en las compañías".

Conclusión: hay libros estupendos que han salido últimamente y que, por el módico precio de 20 euros each, suponen un verdadero placer para la curiosidad insaciable de algunos. Y si después quedan ganas, por supuesto siempre podemos echarle un vistazo al estado de la Zaldívar después de la carnicería en Antena 3...

5 comentarios:

Yoriento dijo...

La reseña que haces de Los muertes vivientes tiene buena pinta...Creo que voy a hacerte caso¡ :-) No sé si Eva Hache está muy psoera, o es que hay mucho más chiste potencial en la derecha ;-)

Emilio dijo...

Santa paciencia debes tener, parece que tienes mal de ojo.

Por otro lado míralo por el punto positivo, te que da ya poco para salir de este bache, ¡animo!

No todos te hemos dejado.

Saludos

cebolla dijo...

¡Ja, ja...! Buenísimo, Lunes. Lo digo por los libros, no por la mala leche del resto de las cosas. Justo me había bajado el primer capítulo del libro de Brizendine (en formato PDF). Aún no pude leerlo, pero pinta interesante. El de Bolchover va al dedillo con un blog que conozco sobre el mundo del empleo. Gracias por las recomendaciones.

porfineslunes dijo...

emilio: gracias por su fidelidad incondicional a pie de cañón... Ahora que he vuelto espero que otros piensen como Ud, volviendo a visitar mi blog de manera habitual.

yoriento: el libro de los "Muertos..." no es que sea bueno, ¡es buenísimo! Lo mismo te digo, cebolla.

cebolla dijo...

Lunes, te gustará saber que por aquí leímos esta noticia.