lunes, septiembre 24, 2007

Campaña contra la inmigración



A esto hemos llegado: a que dos Gobiernos (español y senegalés) paguen una campaña de televisión para desanimar a las pobres almas a buscar una vida mejor. La vida mejor está claro que aquí no la van a encontrar porque cambiarán una esclavitud por otra: allí en el desierto, aquí en las obras o en los campos recogiendo fresas en los invernaderos de Almería. Parece ser que el trato humano para ellos no existe, vayan donde vayan.

Ahora, menuda cara tiene el Gobierno de Senegal de recurrir a semejante campaña de "sensibilización" o desánimo, antes que invertir el mismo dinero en proprocionar más riqueza a sus habitantes.

Está claro que los Gobiernos de las ex-colonias adolecen de los mismos defectos de sus antiguas metrópolis: robo, explotación, mentalidad elitista. Por lo que no se podría esperar ningún milagro por ese lado, pero pagar una campaña de TV para romper sueños me parece el no va más...
¿Hay tantas teles en Senegal para verla?
_

2 comentarios:

Pelusocharro dijo...

Porfineslunes, hablemos del marketing etnico... inmigrante, no eras nadie hasta que empezaste a consumir... http://risto.mejide.com/opinion/undecima-colaboracion-de-risto-en-protagonistas-marketing-etnico
No me gusta mucho el tal risto pero de marketing algo sabrá... (seria buena idea trascribir su discurso para comentar)
Salu2,

Erkemao dijo...

Lo de la tele puede no ser tan descabellado. Alguien que vivió en un país con bastantes problemas comentó que en cada hogar había una tele, aunque no tuvieran los servicios básicos. La programación de la televisión a parte de amansar a las fieras y sobre todo alienar las opiniones y las críticas, es el mejor modo de propagar y ensalzar a los que dirigen el país. Me parece que fue Nerón el que dijo lo de "pan y circo para el pueblo".
En cualquier caso, de acuerdo con que quitar la esperanza no es forma de salir adelante. Todo lo contrario, el gobierno tendría que animarles y darles la oportunidad de prosperar en su propia tierra, pero claro, a quienes tienen eso en exclusividad no les interesa.