martes, agosto 19, 2008

¿De qué sirven las redes sociales?

Leyendo el post de Algo más que Recursos Humanos, me han venido a la cabeza las siguientes preguntas: ¿sirven para algo? ¿para vender, para hacer negocios? ¿para encontrar trabajo? ¿o para hacer nuevos amigos, influyentes o no? Hace casi dos años, prácticamente al comienzo de este blog (que en breve ya cumplirá dos añitos, ahí es nada, ya soplaremos las velas dado que el año pasado no lo hice) traté brevemente el tan tema de las redes sociales: Xing (que hace poco englutió a Neurona y eConozco en España), el famosísimo Facebook, el prestigioso y más conocido anglosajón Linkedin... y ahora la infinidad de los nuevos que van saliendo como HI5 o Sonico... la verdad es que uno ya pierde la cuenta.

Como con todo, tras los primeros, llegaron los imitadores, y algunas veces (muchas, como ya sabemos los que nos dedicamos a esto del Marketing) el que golpea primero no es el que se lo lleva todo, sino el segundo que llega. Facebook parece ahora mismo el no va más, "the place to be" pero a mí me aburre. La cara de mis amigos ya la conozco y la forma de interrelacionarse a través de Facebook es más bien limitada, como no se quiera listar una red interminable de "amigos" (¿¿amigos??) y conocidos para mayor deleite de uno mismo y de ellos también, es algo que me recuerda a la actividad de coleccionar cromos: ¡a ver quién tiene más!. Especialmente llamativo me parece el caso de los que tienen 250 amiguitos y amiguitas en la cuenta y cuelgan el link a su perfil en su blog personal (con visos profesionales). Son, las más de las veces, los coleccionistas de "amigos", los que nada más entrar ya están enviando invitaciones a todo el mundo, los "spammers", los frikies, los que en realidad son los que quizás menos amigos verdaderos tienen.

Y luego llega la inevitable competición y comparación entre colegas de una misma empresa: ¿quién está mejor relacionado? ¿Quién tiene más "amigos" y conocidos? Al final todo se reduce a algo más bien ridículo: mucha gente pregunta a sus conocidos si ya están en alguna red, y si lo están se dedican a auto-añadirse, para luego seguir viéndose una o dos veces al año como máximo y mantener una conversación en vivo de 15 minutos acerca del "estado de las cosas" y si echan un vistazo a la red es sólo para comparar a quién de los dos les han ido mejor las cosas hasta el momento. ¿Es esto real? ¿Contriubuye a mejorar las relaciones, a hacerlas más cercanas, más verdaderas? ¿O sólo se hace por la moda, por "el estar", por competir en el éxito social? me recuerdan demasiadas veces a los que van dejando su número de teléfono a todo el mundo, tras únicamente unos minutos de conversación, diciendo aquello de"¡llámame!". ¿Para...?


Otras veces la gente piensa que estar en una red social le va a ayudar a vender su producto/empresa/proyecto de consultoría, etc... Siento decir que no es así. Me he visto bombardeado por decenas de propuestas comerciales en mi perfil de Xing y nunca me interesaron lo más mínimo, porque no me puedo hacer una idea sobre la calidad de lo que me proponen sencillamente con un email. Y por lo demás, la técnica que emplean estos "vendedores de ideas" es muy similar a la del spam: te mandan un email con un link, prometiéndote el oro y el moro, y esperan que lo pinches. Lo siento, pero me molesta que me envíen este tipo de cosas, porque yo Xing - la única red social que utilizo porque me parece la más seria - no lo considero como un medio para que me vendan cosas y de trabajar en mi tiempo libre. ¿Se pueden hacer entonces negocios por medio de estas redes? Depende: si se trata de que una consultora o agencia de publicidad desconocida te diga que existe y que quiere presentarte la última maravilla en ideas, lo siento pero no. Ya tengo bastantes potenciales proveedores, por supuesto maravillosos e innovadores todos ellos, llamando todos los días desesperados a mi puerta con la promesa de solucionarme la vida, a mí y a mi empresa, como para encima hacer más sitio donde no tengo en mi agenda a una empresa que no conozco de nada y que se limita a enviarme un link por el email asociado a mi perfil en Xing. Además, ahí concurre una segunda situación: para mí esa red es un lugar de semi-ocio y esparcimiento, que utilizo en mi tiempo libre, donde cotilleo más o menos discretamente de vez en cuando, pero me aburre estar pensando en hacer lo mismo que hago todos los días en la oficina a través de una red. Y, por otro lado, los negocios milagro no existen.

Ahora bien: hay gente que se dedica a vender cursos y seminarios, conferencias varias, que si son interesantes, pueden atraer a cierto público y constituir una posibilidad de negocio, pero es lo único a lo que veo viabilidad económica.

Y luego están las oportunidades laborales: casi siempre es prácticamente mentira que consigas mejorar tu carrera porque contactes a alguien a través de una red social; si no se tiene un perfil espectacular, e incluso teniéndolo, los consultores de RRHH y profesionales de RRHH de empresas no parecen muy activos en eso de echarle un vistazo a tu perfil a menos que seas Director General de alguna multinacional conocida, en cuyo caso no hace falta evidentemente que les contactes tú, ya que ya te habrán contactado ellos antes. Pero parece mentira la cantidad de gente de RRHH que pulula por estas redes, se deja añadir como contacto, pero luego miras su perfil y resulta que tienen 10 ó 15 contactos como máximo. Me huele mucho a que es una moda, a que "hay que estar" y por eso se abren un perfil pero realmente no lo trabajan. Siguen confiando en los canales tradicionales de reclutamiento. Mucha gente lo hizo así también en mi penúltima empresa, y luego dejaron abandonado el perfil, o pusieron como título de su profesión "Superman", lo cual da una idea de lo seriamente que se tomaron el tema... Así que: ¿sirve de algo estar en las redes sociales para encontrar un nuevo trabajo? Depende: si eres un alto directivo de una multinacional muy conocida, sí, pero si no te contactan por ese lado, te habrían contactado de todos modos por otro y parece mentira la de veces que los head-hunters sencillamente llaman a una empresa y preguntan por el nombre del responsable que les interesa, sin molestarse en hacer difíciles averiguaciones a través de redes sociales. Digamos que si en tu CV pone que has estudiado en Harvard y que trabajas de Director General de BMW, entonces sí es probable que la red social te bombardee con propuestas de trabajo. Si no, tendrás que buscarte las castañas por los medios tradicionales, y todos mis conocidos así me lo han confirmado por su propia experiencia también.

En conclusión: según lo que he podido comprobar, las redes sociales en España son más una moda que otra cosa, por mucho que se intente vender como una oportunidad profesional y de negocios. De momento, no estamos en esa fase... En todo caso, en los países anglosajones es donde esta posibilidad está más desarrollada y la gente es más activa - como demuestra el Zeitgeist o ranking de términos más buscados en Google-, pero de momento por estos lares católicos se ve más bien como un medio de coleccionar amigos - reales o ficticios - mezclado con una vaga impresión de que si uno está en una red le van a llover ofertas de trabajo. También está el efecto "cotilleo": dónde estará tal o tal compañero/ex-jefe/novio-a, etc... En la encuesta que puse hace dos años en el anterior post respecto a este tema (aunque con pocas respuestas de momentos) hay respuestas para todo.

Leer más en Por fin es lunes: Falsear la popularidad

8 comentarios:

Pelusocharro dijo...

Porfineslunes, estoy contigo. Yo "trabajo" con Xing (de momento porque ahora me quieren cobrar 6 Eurillos al mes)y es cierto que algunos usuarios tienen el "sindrome pokemon" y coleccionan "amigos" (he visto a gente con casí 2000 contactos directos... Está claro que hay dos perfiles de usuarios, quizá tres. El primero es el "sujeto puro" que quiere utilizar el networking como tal, esto es, tener 25-30 contactos que le generen verdadero valor (yo diría que son un 1%) y luego tenemos dos perfiles realmente diferenciados:
1.- Consultores de RRHH a la caza de candidatos.
2.- Empleados/desempleados a la caza de consultores que "les arreglen" la vida.
Desde mi punto de vista es un nuevo "hay que estar porque hay que estar"...
Saludos.

porfineslunes dijo...

Si te los quieren cobrar, peluso, es porque te habrán propuesto estar en el perfil "premium", no lo hagas, para lo que vas a utilizar probablemente esa red, mejor no dejarse los 6 eurillos. Lo malo es que antes se podía "cotillear" gratis, y ahora ya no, tienes que pagar por ello.

ErZapatilla dijo...

Yo no entiendo para que sirven las redes sociales.

Tan solo veo un trafico de datos, que sinceramente me pone algo nervioso.

Cebolla dijo...

Como ya pasé los 30, voy a parecer viejo: las redes sociales no son más que espacios para el voyeurismo y la superficialidad. No agregan nada nuevo.

No sé cómo serán en los países más industrializados. Pero en un paisillo como Argentina, sólo se usan para conocer gente.

Una pena: en el futuro "amigo" será lo mismo que "link".

Crika dijo...

pues yo nunca me había planteado que hi5 pudiera tener alguna ventaja profesional, la verdad, lo ví como una forma de conocer a los contactos de mis amigos para quedar y allá cada cuál lo que quiera que surja del encuentro. ¿Os habéis planteado que la gente pueda usar estas redes sociales como eso, una forma de realción social estrictamente?
Un saludo sociable ;)

porfineslunes dijo...

crika: por supuesto que hay gente "sana" que utiliza estas redes como lo que son "sociales", pero más de la mitad llegan a ellas con propósitos equivocados.

cebolla: ¿Ud también está por encima de los 30? yo también y acercándome peligrosamente a los 32... ya queda menos cada día para abandonar este asqueroso mundo...

Àlex Vallès dijo...

Interesantes reflexiones; sobretodo la del síndrome Pokemon (la utilizaré con permiso Pelusocharro en mi blog)

La verdad es que las redes sociales son un boom y que la gente nos apuntamos a un bombardeo (y a un aperitivo también)

Entiendo que las redes se deben usar con calidad. La tecnología nos acerca pero quien gestiona bien una red de contactos (¿y cuántos contactos son una red?) puede beneficiarse.

Por ejemplo, estoy en xing, linkedin, facebook, plaxo, ... y el 90% de los contactos simplemente están; el reso -si se sabe gestionar- se puede beneficiar (mutuamente)

Es cuestión de habilidades sociales (entremedio sólo está el medio tecnológico que es lo que nos deslumbra y fascina pero que si no lo sabemos gestionar, ...)

En fin, te felicito por tu blog; atractivo y estimulante.
Gracias!!

Luis De Seta dijo...

Hola Lunes!!!
Luego de escribir el post que leíste en mi blog y motivo tu reflexión, he comenzando a desarrollar un Comunidad de Profesionales de Recursos Humanos.

Yo tenia la misma sensación que pelusocharro, pero el objetivo es hacer networking de verdad. Te invito a que participes y me des tu opinión.

Saludos
Luis De Seta
www.derrhh.net
www.algomasquerrhh.com