jueves, enero 25, 2007

La "seriedad" de los consultores de selección de personal

Varias cosas me han ido sucediendo en los últimos tiempos con esta nueva "raza" de seleccionadores de personal de las consultoras de RRHH, cuya falta de conocimientos relativos a las diversas áreas de la empresa brilla por su ausencia y cuyas dificultades de comprensión (no sólo de la lengua castellana) dan que pensar sobre la "calidad" de la formación recibida por aquéllos que están encargados de seleccionarnos para un trabajo o para otro. Varios ejemplos avalan mi pobre opinión sobre ellos (ellas, la inmensa mayoría son chicas):

- consultora nº 1: llaman entusiasmadas para hacerte pasar una entrevista de primera toma de contacto. Te vas allí, después de dejarte la gasolina en los 50 kms de ida y vuelta por la autopista, los nervios en el atasco monumental y el cerebro intentando dar con esa calle que no tiene nombre y con ese edificio que no tiene letrero.

Llegas, te hacen pasar un test de inglés consistente en rellenar 15 phrasal verbs, como si ser un buen profesional con potencial internacional dependiera de saber o se pudiera evaluar por cómo se dice "lavarse las manos exhaustivamente", te mandan rellenar (otra vez) una hojita con toda tu experiencia, blablabla, y luego entran las dos "pavitas" (porque no tendrían más de 25-26 años cada una) a intentar evaluar si vales la pena o no para un puesto de Director de Marketing. No tengo nada en contra de los jóvenes, yo también lo soy (aunque menos que ésas dos), pero no me convence que alguien de 25 años te intente evaluar críticamente para un puesto de esa responsabilidad.

Se limitan a hacerte las preguntas de rigor, blabla, esto y lo otro, repites lo mismo que acabas de poner en la hojita que te han mandado rellenar, repites lo mismo que ya pone en tu CV y en tu carta de presentación. Lo que vas notando es que les tienes que explicar conceptos de Marketing, como si estuvieras dando clase a unos chavales de 1er curso de la Facultad, notas que no acaban de entender totalmente a qué te has dedicado durante todos estos años y que tienes que pasar más tiempo explicándoles lo que significa "controlar los márgenes de beneficio del producto" que de hablar de proyectos estratégicos que has llevado a cabo. Al final, acabas agotado de tanto tener que explicar con pelos y señales en qué consiste cada una de las (numerosas) tareas que has realizado durante tantos años, cuando, normalmente, con decir "Product Manager" o "Brand Manager" ya se entiende lo que uno ha hecho (o, por lo menos, alguien encargado de seleccionar mandos en Marketing ya debería tener unas ligeras nociones).

Luego viene, ¡cómo no! la prueba oral de inglés, y de repente notas que no te entienden (me estoy refiriendo a estar hablando con un acento perfecto en un inglés bilingüe) y te preguntas por qué. Luego pasamos al francés (también lo hablo muy bien, qué le vamos a hacer, también he vivido en Francia durante años), y ves que las caras de incomprensión van en aumento. Al final, sales de ahí convencido de que no te han entendido ni la mitad de lo que les estabas contando, y eso que hablas todos los días en esos dos idiomas, porque para eso tienes una novia de una nacionalidad y trabajas en una empresa de la otra nacionalidad en ese mismo idioma. Del alemán, ya ni hablamos: no pasamos el test porque "la persona que tenemos aquí y que lo habla no está en estos momentos, ya le llamará uno de estos días". ¿Acaso las que no saben ni inglés ni francés son ellas?? Nooo, no me gustaría creer que me han estado evaluando dos chavalas que tienen más bien poca idea de lo que están evaluando... ¿o sí? ¿Habrá sido así para todo, no sólo para los idiomas? Me temo que sí.

- consultora nº 2: primero te descartan la candidatura, luego al día siguiente te llaman, te empiezan a preguntar que qué carrera has hecho (cuando lo pone en el CV que debería tener delante de ella), que en qué has trabajado (cuando lo pone en el CV que debería etc...), que cuántos idiomas hablas (cuando lo pone en ..., bueno ya se sabe dónde). Alarmado por esta falta de información (¿o espabilamiento de la consultora?) le pregunto que a ver si ha recibido mi CV (pregunta obvia donde las haya) a lo que ella, nerviosa, me contesta que sí pero que todos esos datos NO aparecen en mi CV. ¿Que no aparecen?? Pues dígamelo, que entonces debería ir a comprobar a ver si es que le pasa algo a mi CV y arreglarlo. "Bueno, no es que no aparezcan, es que..., bueno, bueno - me espeta con voz impertinente- contésteme a mis preguntas y no perdamos más tiempo" (sic). Vale, o sea que para eso envío un CV (por duplicado), para que luego me llamen por teléfono y me pregunten que qué carrera he hecho y en qué he trabajado. Flipo, flipo, flipo en colores. Al final de la "entrevista" (más bien, tomadura de pelo) me espeta una vez más "bueno, y mándeme un CV actualizado para poder presentarlo a la empresa". ¡Oiga! que el CV que se supone que Ud debería tener delante (porque por eso se sabe mi número de móvil) ya está más que actualizado, ¿o se cree que me divierto enviando CV's no actualizados? Flipo, lo flipo, y no paro de flipar con esta señora. Le mando el CV.

Al día siguiente, me llama para tener la entrevista y como en ése momento estaba conduciendo y no tenía para apuntar, me dice que me va a enviar la dirección por email "¿porque Ud tiene email, verdad? ¿Y lo consulta regularmente?" No, primero es que no tengo email, porque para eso vivo en la era de la información y tabajo en una empresa del siglo XXI; es más, explíqueme qué es eso del email, porque no lo pillo. Y segundo, por supuesto que no lo consulto regularmente, sólo una vez al año, por eso es el email que pongo en mi CV, porque no lo consulto y paso de la información que me mandan ahí. Es más, sabiendo que Ud me va a enviar esta misma tarde una información vital para que yo llegue a tener la entrevista con Uds (a saber, la dirección del maldito sitio), ¿por qué iba a consultarlo?? Mejor dejarlo para otro día, ¿no? ¿Ud está tonta o qué? (eso no se lo dije, pero casi que se me escapa). Cuelgo.

Voy a la entrevista: tengo que rellenar otra hoja con todos mis datos, experiencia, idiomas, etc, etc..., me estoy empezando a cansar de todo esto y además ¿no se supone que estamos en la era informatizada? Ya tienen mi CV por triple partida, y todavía lo necesitan una cuarta vez. Me equivoco: una quinta, porque en cuanto la super-consultora entra en la sala me dice ""uy, qué bien que ha traído Ud una copia del CV, démelo que no lo tengo". ???!!&$%!!?

Y sigue "buenoooo, cuénteme un poco sobre Ud: o sea que ha estudiado Ud X (sí), en tal sitio (sí), acabando en tal año (sí, sí, sí). ¿Y qué más? Cuénteme en qué ha trabajado". ¡Pero si se lo acabo de contar durante media hora ayer por teléfono, con pelos y señales porque me dijo que no tenía mi CV delante!!! ¿A qué estamos jugando, señora? ¿Podría no tratarme como si fuese la primera vez que ve mi CV delante de sus narices? ¿Le tengo que explicar otra vez lo de ayer? ¿No podríamos progresar un poquito más en lugar de repetir lo mismo? ¿Cree que me he metamorfoseado de la noche a la mañana y que lo que le dije ayer ya no es válido, y que ahora resulta que he sido vigilante jurado durante todos estos años?? Socorro, se me seca la garganta del cansancio y de la indignación. Y encima, cuando le acabo de decir algo, vuelve a preguntar lo mismo dos minutos después, como si fuera la primera vez que lo pregunta, y está Ud preguntando ¡exactamente la misma cosa! Y luego pone cara de no entenderlo, o de fastidio, como siempre. Y encima no se ha lavado el pelo, por lo menos desde hace cuatro días. Y tal como va vestida, difícilmente se la podría distinguir de la mujer que pasa el trapo al polvo. Tendrá Ud muchos candidatos que entrevistar, desde luego, pero también tiene Ud una falta de profesionalidad que raya en la incompetencia más brutal, por decirlo suave y fino. Al final de la entrevista, quiere confirmar conmigo que la cifra que he pedido es X mil euros más baja de lo que yo he pedido, como si no hubiera escuchado lo de ayer (ahora positivamente que no escuchó ni una palabra). ¿Cree que estaría aquí si se tratara de la cifra que Ud me está diciendo?

Me voy, diciéndome que si no me dan este trabajo, que la llame a finales de semana porque tiene otro puesto que me podría interesar más, pero que tengo que salir de un proceso de selección para ser admitido en otro. La llamo el viernes, intrigado por ese puesto "más interesante": "buenooo, no, en realidad no es que yo le haya dicho que tenía otro puesto para Ud sino que lo que haremos es incluir sus datos en una base de datos para futuros posibles puestos, eso es lo que yo le dije". ¿Cree que estaría llamándola sólo para confirmar que mis datos se quedarán en su magnífica base de tráfico de datos y de personas para "otra vez"? ¿Por qué os gusta tomar el pelo a la gente y hacerle perder el tiempo?? Le daría con el auricular en la cabeza, si pudiera y si la tuviera delante...

- consultora nº3: "oiga, por favor avise a su jefe de que no voy a ir a la entrevista porque no me interesa la oferta de trabajo". "Ya, es que mi jefe no está y no se lo puedo decir."... "...ya, pues déjele Ud una nota" ( ¿sabe? de ésas que se pueden dejar pegadas en cualquier sitio y que alguien llamó una vez post-it, me parece %&$!!!?¿???)

No habrá consultora nº4 o, por lo menos, eso espero...

5 comentarios:

Es lo de menos dijo...

No creo que la consultoria, en mi opinión, se pueda asimilar al mundo de los RRHH. Efectivamente son muchas las consultoras que tienen en sus plantillas gente joven, demasiado a veces, con cero experiencia en el mundo de la empresa. Se limitan a corroborar la información de los CV, a actualizarla o simplemente a verificar los datos que se han podido filtrar a los gerentes. Es imposible entrevistar a un perfil de marketing, un Key Account Manager o un simple comercial sino se ha trabajado en el mundo de la empresa y tienes una cierta experiencia.
Las chicas, como dices son la mayoria, que trabajan alli probablemente cobren dos duros y estén en prácticas o como becarias haciendo unas funciones que no les competen y para las que aún no están preparadas.
Pero eso no son RRHH. La persona de RRHH es alguien generalista que sabe gestionar desde la selección, la formación, la administración de personal o las relaciones laborales.

Respecto a que la mayoria son mujeres discrepo en parte puesto que es dificil ver a una mujer bregando dia a dia con los comités de empresa. Pero como ya te dije algún otro día... eso es harina de otro costal.

Tu, que veo que eres perfil de Marketing con experiencia internacional, deberías saber que incluso en la selección a la que accedes eres tú "el cliente", luego has de ser tu el que pongas las reglas del juego. No puedes perder, pese a ser joven, el punto de servicio, máximo cuando tu CV tiene pinta de ser brillante.

Tu tiempo debe ser más valorado ¿no crees? Seguro que te lo has ganado

Anónimo dijo...

Yo directamente si llego a la entrevista y o me hacen rrelenar mis datos en uan ficha/ordenador me piro sin mas, si quieren picar datos que contraten una secretaria.

Si la entervista es como en el caso 2 sin mas me levanto y me marcho.

Mi tiempo vale mucho como para tirarlo con empresas de "mierda" pro que con unos RRHH no pueden ser otra cosa.

porfineslunes dijo...

es lo de menos: no dudo de que, en efecto, las "chicas" estén mal pagadas, a la altura de su sueldo está desde luego, la "calidad" de su trabajo, no hay más que verlo... Y me encantaría que realmente me dieran un "servicio" como tú dices, pero desgraciadamente en este país muy poca gente tiene el concepto de "cliente" y de "servicio al cliente" presente a la hora de trabajar. Además de que, por lo que he podido ver, las consultoras de personal sólo consideran como sus clientes a sus queridas empresas, que son las que pagan, a los candidatos los consideran solamente como carnaza de intercambio a la que venden por unas comisiones. Tráfico moderno de seres humanos.

anónimo: sí, lo suyo hubiera sido levantarse e irse de la entrevista, o ni siquiera acudir a ella, lo malo es que te puedes ganar una mala fama entre las empresas clientes de esa consultora, vete tú a saber quiénes son. Estamos atados de pies y manos, y obligados a soportar estos maltratos si queremos llegar a verle la cara a la empresa cliente, que es la que tiene el puesto.

Er kemao dijo...

Opino como tú, que a pesar de que pienses que la entrevista es una tomadura de pelo, hay que ser profesionales, porque si además trabajas en un área (geográfica o profesional) cerrada tarde o temprano te van a conocer.
También valoro en su medida que la consultora o empresa que te hace una entrevista te llame siempre aunque no hayas sido elegido. De momento no me he encontrado con ninguna que lo haga, auque no he estado en muchas entrevistas.
Saludos.

sublibrarian of the year dijo...

Jas!

A mí me hicieron hasta 4 entrevistas de estas de comentario del currículum. Entre cada una de ellas mediaron 2 semanas.

1)ETT

2)Jefe de departamento

3)Técnica

4)!! Jefa d ela empresa por videoconferencia!!

Lo paso todo.

La primera semana sin ordenador (vital para mi trabajo ). Vale.

La segunda semana me ponen un pentium III que se cuelga si abres el word y el outlook, y admás, mosqueo porque no sé desempeñar una función técnica que ni tiene que ver con mi perfil en lo más mínimo, ni nunca dije que supiera ni de refilón, y que además ¡¡nunca me pidieron en las cuatro entrevistas!!

Solución: me mandan unos apuntes por fax.

¿?