jueves, mayo 10, 2007

Blair en su anuncio de retirada: "Quizás me equivoqué con lo de Irak"

Sólo "quizás"... Pero está seguro de haber hecho lo mejor para su país (para los intereses petroleros y de las empresas de infraestructuras británicas, querrá decir).
"Aunque la realidad no es en blanco y negro, os pido que aceptéis una cosa. Con la mano en el corazón, hice lo que creí correcto. Quizás me equivoqué, pero hice lo que creí bueno para el país."

Qué más da que esa guerra haya provocado ya decenas de miles de muertos, familias rotas, caos económico e innumerables casos de tortura... El caso es que aquí, el "amigo" Blair tiene la conciencia tranquila, que es lo que importa cuando se trata de dormir por las noches... Un premio le daba yo a éste.

No sé, pero parece sospechoso que de repente los tres mosqueteros se hayan puesto de acuerdo en reconocer que no había armas de destrucción masiva y entonar un mea culpa público que ya no le sirve a nadie puesto que sus carreras políticas o han acabado o están a punto. Too late. ¿O es que acaso siempre supieron que no había motivos legales para invadir Irak, según todos los informes de Hans Blix - al que luego sometieron a un durísima campaña de descrédito - y se inventaron eso para justificar sus intereses geopetroleros? ... Nooo, seguro que no. Sería mentir descaradamente, y eso, "grandes" políticos de la talla de Bush, Aznar o Blair no podrían hacerlo nunca.

1 comentario:

cebolla dijo...

Con esta entrada y con la de Sarkozy veo que te interesa la política internacional. Me parece que todos los líderes hacen lo que creen mejor para su país, su familia, su empresa. Y creo que no alcanza como justificativo porque pienso en alguien como Stalin o Hitler o Franco o Pinochet... estoy seguro que eran tipos convencidos, con confianza y seguros que hacían un bien a su patria. Debe ser hora que los líderes tengan argumentos un poco más sólidos. Y si, es difícil liderar y cargarse todo sobre los hombros. No sé qué pensás al respecto.