miércoles, mayo 09, 2007

Si esto no es excelencia...



Olga Korbut: Fue una auténtica precursora: la primera niña gimnasta. En 1972, en los juegos olímpicos de Munich, ganó 3 medallas de oro y una de plata, con 17 años. El vídeo ilustra su famoso ejercicio de Munich, que fue toda una revolución y que aún hoy asombra. Lo que lo hace especial es su dificultad, en especial la espectacular salida de las barras en pie. Fueron tantos los leñazos de las contrincantes intentando emularla, que se prohibió esta salida, y desde entonces sólo es posible salir de manos de la barra superior.

Leer más en Rufadas

2 comentarios:

cebolla dijo...

Impecable. ¿Querés decir que en la vida debemos hacer acrobacias de este tipo...?

porfineslunes dijo...

Más o menos, sí... Aguda observación ;)