lunes, mayo 21, 2007

Tips para tener éxito en la carrera profesional

En este interesante post, se entrevista a la autora (la lúcida Penelope Trunk) del libro "El carrierista descarado: las nuevas reglas para el éxito" (en inglés).

De entre las muchas cosas interesantes que dice, me quedaría con las siguientes:

- Es más importante resultar agradable que ser meramente eficiente. Curiosamente la percepción de eficiencia disminuye si la persona es desagradable. Como en todo, la inteligencia emocional de cada uno hará la mitad del trabajo en su carrera. Así que ya sabéis: a llegar relajaditos al trabajo y a sonreír a todo el mundo, aunque no traigáis los deberes hechos...

- No se debe denunciar a un superior que practica acoso sexual. Esta sí que es fuerte... No dice que no se deba hacer por cuestiones morales, lo que dice es que desde el punto de la propia carrera, es mejor no hacerlo. Embarcarse en un juicio largo, pagando abogados y teniendo que convencer a testigos y recoger pruebas, puede ser devastador para la víctima, que saldrá notablemente cansada del envite:

The laws governing sexual harassment don’t protect women who report. The law protects companies from being sued by the women who report. Human resource professionals are trained to protect the company, not the woman who reports.

Aunque tiene razón en el hecho de que en el caso específico del acoso sexual, las leyes están todavía a años luz de defender con garantías a las mujeres, antes que a las empresas, a mí me parece monstruoso decirle a alguien que no debe denunciar un acoso, aún teniendo pruebas. Pienso que si se tienen, se tiene que denunciar, porque la dignidad de la persona es más importante que una carrera. Y a la larga, puede hacer más por la moral y el estado de ánimo de la víctima el haber pedido que se haga justicia, que el haberse callado de manera cobarde.

Lo más importante siempre es quedar en paz con uno mismo, así que si el cuerpo le pide a uno/a denunciar, debería hacerlo si tiene unas mínimas garantías de éxito. Y si no, se lo debería montar de tal manera que le saliera una indemnización de más jugosa por no llevar el tema más lejos. Hay que luchar con las mismas armas de la empresa.

- Un MBA no ayudará a encontrar un trabajo a aquéllos que, de por sí, no pueden conseguirlo. Esta premisa echa por tierra el típico recurso a la formación adicional para mejorar las posibilidades de encontrar un nuevo empleo. Un mejor empleo, quizás, cuando uno ya está trabajando y se mueve de una empresa a otra, o incluso dentro de una misma empresa. Pero abandonar la carrera profesional durante un tiempo para ponerse a hacer un máster, no es lo recomendable, ya que no servirá de casi nada.

¿Por qué? Pues porque, por lo general, estar sobrecualificado suele ser más un impedimento que una ventaja a la hora de ser contratado. Las empresas miran costes, y si un licenciado con MBA le va a costar más que uno sin para hacer los mismos gráficos en Excel, está claro hacia qué lado se va a inclinar la balanza de decisión...

Por el contrario, lo que recomienda Penelope Trunk es que se mejore la presentación del CV, o que se trabaje más en las cualidades interpersonales, ya que puede que se encuentren ahí las claves por las que no se consigue un nuevo empleo.

- Lo que se debe hacer cuando uno trabaja para un jefe cabrón es dejar el trabajo. Así, sin medias tintas. Quedarse sólo serviría para ahondar en el sufrimiento personal. A propósito del tema, la autora compara esta situación con la de una mujer maltratada: la que se queda con su marido, siempre encontrará razones (falsas) para defender su situación. El problema sería, en efecto, una pérdida de perspectiva personal.

Estos - y otros puntos de la entrevista que no he mencionado - me parecen tremendamente realistas, aunque suenen un poco raro a veces. En definitiva, lo que defiende la autora es la valentía y la lucidez como cualidades básicas de ese buen empleado que quiere hacer carrera.

Me parece enormemente loable su postura, sobre todo en este mundo de "buenismos" y paños calientes por doquier, ideales para gente que se quiere engañar a sí misma. Me resulta especialmente interesante por cuanto que echa por tierra un montón de ideas recibidas, a las cuales todos alguna vez hemos hecho caso en mayor o menor medida.

En cuanto pueda, me agencio el libro que tiene una pinta estupenda, aunque creo que con los highligths que ha dado en la entrevista, uno ya se puede hacer una idea más o menos certera de qué va el tema.

1 comentario:

cebolla dijo...

Este libro parece muy interesante. Los puntos que destacás se ven interesantes. Con respecto a lo del acoso, yo diría que no sólo debe hacer juicio, sino que además debe escribir un libro que luego se haga película y luego dedicarse a dar charlas de derechos en el empleo. ¿Qué tal? Esa sí que es una carrera.