jueves, mayo 17, 2007

¿El blog personal también sirve para encontrar trabajo?

¿Para qué sirve un blog? Depende del que lo escriba, en principio. Al margen de los blogs personales - que se escriben por interés genuino -, los comerciales que escriben sobre temas de interés sólo para poder "forrarse" con el Adsense y los banners de sponsors y los asociados a algún periodista que busca expresar su punto de vista más allá del encorsetado sistema de publicación de noticias de los periódicos, también están los propios del auto-bombo.


Los hay corporativos: las empresas se han dado cuenta de que esto de los blogs les puede reportar negocio e imagen, al mostrar a sus usuarios que están "en la onda" al apuntarse a algo tan a la última como el espacio 2.0 en la web. También les sirve para el marketing viral, eso que se ha puesto tan de moda, y que consiste en lanzar al ciberespacio cortos de vídeo, más o menos logrados, que, en caso de conseguir "viralidad" y expandirse por la red de blogs, puede hacerles el trabajo de publicidad gratis a las empresas. Y a falta de blogs o ideas originales que consigan la viralidad por ellas mismas, siempre se pueden inventar "flogs" o blogs falsos, donde los que aparentan ser consumidores describen las delicias de comprar tal o cual producto. Hasta que a algunas empresas, de ir tanto el cántaro a la fuente, se les ha acabado por volvérseles el invento en su contra (caso típico de Wal Mart o de la Playstation de Sony a finales del año pasado).

Los electorales: a imagen y semejanza de los corporativos, buscan llegar a los militantes a través de la Red, con la ventaja de constituir un medio mucho más económico para explicar en detalle el programa electoral, que pagar minutos en televisión para hacerlo.

Y luego están los de auto-promoción personal o lo que yo llamo "Branding personal": con la generalización de las redes sociales como Xing, Neurona o eConozco, cada vez más gente opta por hacer pública su vida en la Red, con todos los peligros que eso entraña (que alguien descubra una flagrante mentira pública en el CV del susodicho, y haga lo posible por que la empresa del mentiroso se entere...). Dentro de estos los más conocidos son los de las estrellas del espectáculo, siendo blogs puramente de promoción profesional.


El blog personal supone otra manera de hacerse conocido por Internet, de promocionarse a nivel personal y, quién sabe, de encontrar nuevas oportunidades profesionales - incluso llegando al extremo de pedir explícitamente un trabajo y poner un "pool" de empleo ofrecidos por las empresas -, aunque para esto el blog tiene que ser realmente muy bueno y obtener las visitas críticas necesarias para considerarse como referencia en la web en algún tema. Casos así ha habido en EEUU de jóvenes bloggers que se han dedicado a analizar la realidad desde un nuevo punto de vista y fueron detectados por algún medio de comunicación, consiguiendo firmar contratos con ellos... Pero esos son los menos.

La verdad es que en la mayoría de los casos, los blogs así llamados "de promoción profesional" no suelen ser detectados por casi nadie, y por una razón muy simple: no son interesantes. Sin aportar ningún valor añadido, se limitan a copy-pastear noticias de aquí y de allá, muchas veces limitándose a reproducir en su página la foto de alguna publicidad o el videoclip de rigor de YouTube, y con un comentario chorra al pie... Luego eso sí, tienen una página de "about" con un perfil de lo más llamativo, casi más largo que un CV.

Muy pocos blogs que conozco en el área de mi profesión, personales todos ellos, se libran de la plaga del copy-paste estéril, limitándose a reproducir una y mil veces la misma foto vista en todos los medios, sin añadir nada más a la anécdota. Así no es como se construye uno una imagen profesional en Internet. Pero aún así, tenemos que dar "gracias" a este fenómeno porque está poniendo de manifiesto lo que realmente llevan en la cabeza gentes que dicen ocupar puestos de responsabilidad en empresas de postín. Viendo lo que escriben y cómo se expresan, la poca o inexistente profundidad del análisis que hacen, no entiende uno cómo es que han llegado a ocupar esas posiciones en sus empresas (o quizás, sabiendo cómo es el mundo, se acaba de entender del todo...)

La conclusión es que si uno decide abrir un blog en Internet con su nombre y apellidos, más vale que haga lo posible por que resulte interesante y aporte valor añadido, de lo contrario puede ser más contraproducente que otra cosa. El buscador de Google está a sólo un click de distancia de la mano del reclutador profesional. E incluso sin necesidad de ello: cada vez más gente pone en su curriculum la dirección de su blog, deseosa de transmitir una imagen de modernidad. Pero luego, cuando llegas a su blog, las faltas de ortografía o la pobreza de expresión deciden en muchos casos la balanza hacia el lado negativo. Los profesionales de RRHH deben de estar encantados, por otro lado, de que esta nueva herramienta de selección exista. No hay nada como echar un vistazo al blog de uno (desde diseño, a nivel de expresión, intereses, presentación, etc...) para hacerse una idea mucho más certera sobre la persona que cualquier CV cuidadosamente redactado durante horas.

¿Llegará el día en que el blog sustituya al CV en los procesos de selección? Sería una buena idea montar una base de datos exclusivamente de blogs personales donde los seleccionadores de personal pudiesen bucear a la busca y captura de nuevas joyas.

Lo que sí está claro es que de momento ya ha habido casos en que un partenaire comercial le ha llegado a decir a la persona: "¡no me enseñes tu CV, enséñame tu blog!". Y ha habido gente que ha conseguido colaboraciones profesionales únicamente en base a la calidad de su blog y al interés de los temas tratados. Aunque en el mundo de superficialidad en que vivimos, poca gente se toma más de cinco minutos para desarrollar un tema desde un nuevo punto de vista (el suyo personal, sin ir más lejos, bastaría), por lo que de momento el que realmente tenga valor añadido sobresaldrá fácilmente entre los demás.

Alguno han llegado tan lejos en el planteamiento de esta idea que proponen escuelas de negocios alternativas a las tradicionales, donde la calidad del blog sea un factor determinante del acceso a dicha escuela:
McCrackn ha propuesto un nuevo diseño para la enseñanza en las escuelas de negocios, The Bloggers Business School . Los cambios en esta propuesta provienen, precisamente, de una transformación radical en el perfil de los participantes que se busca reclutar (tanto profesores como estudiantes).

Dado que los blogs representan un nuevo modelo abierto y colaborativo para afrontar los problemas y su solución, pueden constituir la referencia y la herramienta básica de un nuevo sistema de formación.
McCracken (en traducción libre de Freire) propone algunas reglas que deberían regir la "blogger business school". Sueña con un espacio educativo en el que serían admitidos sólo aquellos estudiantes que tiene un blog en marcha, y la calidad de dicho blog sería la clave de su admisión en la escuela. (fuente)

El blog es una herramienta, sin duda, poderosa, tanto para lo bueno como para lo malo, así que si uno se decide a poner sus apellidos en la firma, más vale que se asegure de que su blog ofrece una imagen positiva de sí mismo, y no se quede en un mero pegote a su CV creado por motivos de interés.

Dicho todo esto, está claro que este blog mío nunca podrá ser utilizado como blog personal en el CV, a menos que quiera conseguir un trabajo de "protestador" oficial :DD

2 comentarios:

Doctora Yvonne dijo...

Alguna vez he pensado en escribir un blog con mi nombre y apellido, pero el asunto es que se volvería un "trabajo", porque precisamente no puedes dejar que el blog no tenga calidad o que se venga abajo.. Lo lindo del blog es esa cosa lúdica que tiene, yo me puedo quedar horas con mi juguete, pocas cosas me divierten tanto como ser la doctora yvonne.

Si pongo mi cara de todos los días, empezaría a pensar cómo cerrar el maldito blog, ya tengo suficiente con lo que hago todos los días.
No creo que el blog sustituya al cv, como todo lo nuevo, siempre termina complementando.

Doctora Yvonne dijo...

Me encantó este post, hablás de cosas que yo me había estado preguntando!