martes, diciembre 05, 2006

Regalos de Navidad de la empresa: ¿quién los quiere?


Más de uno piensa que los regalos que le hace su empresa, se los podía haber ahorrado, ya que uno de cada cuatro empleados le da un cero a los obsequios recibidos.

Este 25% reconoce que los regalos adolecen de originalidad y calidad (todavía me acuerdo de mi primera cesta de Navidad hace unos años cuando estaba en prácticas, compuesta de melocotones en almíbar de una marca rusa -!-, turrón de marca blanca del peor y un cava que de tercera categoría que pa' qué el dolor de cabeza después. Bueno, eran otros tiempos.)

La percepción generalizada es que los regalos que hace la empresa no le cuestan más de 60 euros, cuando una cesta mínimamente decente ya sobrepasa los 80 (yo diría que los 100, por 80 ni pipas).

Otros obsequios frecuentes son botellas de vino, cava o licores (43,1%); dinero en efectivo, tarjetas y cheques regalo (27,2%); ropa y complementos (12,9%); y agendas y accesorios de oficina (11,9%).

Y por sexos, las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de establecer prioridades en la vida también se notan: ellos quieren en primer lugar viajes y un buen jamón, y ellas son más prácticas y lo que les hace ilusión son los cheques regalo que pueden canjear por lo que quieran. ¿Quién sale ganando: los hombres o las mujeres?

Technorati Tags:, , , , ,

3 comentarios:

RecursosyHumanos dijo...

Quien sale perdiendo, en la mayoria de los casos, suele ser la empresa porque de lo que dé nunca será suficiente. Es lo mismo que con lo que cobramos, siempre es inferior a lo que creemos que debemos cobrar.

¿Alguien ha valorado el "detalle" o la no obligación de la empresa en tener que dar una cesta o invitar a una comida de navidad?

A mi me gusta que me den un detalle por Navidad, sea lo que sea.

porfineslunes dijo...

Sí, por supuesto que el detalle importa, sería mucho más feo no regalar absolutamente nada. De todos modos, lo que nos regalan sale también de nuestros bolsillos, con nuestro trabajo lo pagamos.

Alxemi dijo...

En mi caso, antes trabajaba en una empresa pequeña, que cada año nos daba cesta (no una gran cesta, pero tampoco una mierda) y comida de navidad (la comida si que era terrible, cosas de los jefes...), y la verdad es que se agradece.

En la que estoy ahora sin embargo, es bastante mas grande, y no hay ni cesta ni comida ni nada de nada, aunque por otra parte ahora soy cliente de mi antiguo curro y supongo que me harán un regalo mejor que la acostumbrada cesta jejejejeje