miércoles, noviembre 08, 2006

Nissan, el mobbing laboral y la libertad de expresión en los blogs



Tema desgraciadamente, cada vez más recurrente: el mobbing y sus múltiples formas de expresión en el seno de una empresa, en todas las empresas, desde las más pequeñas hasta a las grandes multinacionales.

Este es el blog de una víctima de acoso moral en el seno de la empresa NISSAN EUROPA, cuya sede está en Francia, cerca de París: Maman chez Nissan (en francés), con el agravante de que pudiera tratarse de un caso de mobbing a una embarazada por parte de esta empresa. Los tribunales lo decidirán en una próxima vista.

La historia de esta joven mamá, Stéphanie Gonier, que está inmersa desde hace dos años en una batalla judicial contra su ex-empresa NISSAN se resume así:

- Contratada en en el 2001 por NISSAN Europa, comienza una carrera fulgurante dentro de la empresa, donde pasa de asistente del Vicepresidente de Estrategia y Marketing a ser nombrada en enero 2002 Responsable de Identidad Visual de la marca, con responsabilidades a nivel internacional y de gestión de equipos.

- Al principio todo se desarrolla de maravilla, los jefes están contentos con ella, le suben el sueldo y en julio anuncia a sus jefes su embarazo. Se nombra una sustituta temporal en noviembre del 2002 mientras ella esté de baja por maternidad.

- Tras dar a luz en enero 2003, se reincorpora a su trabajo, donde todo son alabanzas hacia su trabajo, obteniendo una muy buena evaluación en el mes de Julio. Espera un aumento de sueldo y un ascenso, teniendo en cuenta su experiencia y su edad (33 años).

- Pero los RRHH no hacen nada tras las excelentes evaluaciones de que es objeto, y ni se plantean una promoción para esta empleada, a pesar de estar recomendada por sus superiores para ello. Empieza ya a sospechar que su embarazo haya podido bloquear su ascenso en la empresa.

- Desanimada y falta de apoyos en el Departamento, ya que sus antiguos jefes se van a la sede inglesa de la compañía, Stéphanie Gonier decide tomarse un año de descanso parental al que los padres tienen derecho por ley en Francia, para posteriormente volver con las fuerzas renovadas y quizás en otro ambiente.

- En abril 2004 se entera por un email interno de RRHH de que todo el mundo de su antiguo departamento había sido ascendido de categoría y salario, mientras que la única en ocupar un escalafón bajo en términos de categoría profesional seguía siendo ella.

- Siendo su fecha prevista de regreso a la empresa septiembre de 2004, SG se entera de que no puede volver a su antiguo puesto, ya que éste ha sido ocupado de forma permanente por una colega (a la que ella misma había ayudado a entrar en la empresa, dicho sea de paso, cuidado con los “amigos”). Los RRHH le proponen volver como ¡¡secretaria!! de un antiguo jefe suyo. SG se niega, alegando que ella tiene derecho a volver a su antiguo empleo, de mayor categoría, y pide explicaciones a los RRHH por el hecho de que no le hubieran guardado el empleo tal como está estipulado por la ley. Se entera, además, de que durante su baja parental la había puesto en el organigrama en un puesto de secretaria, y que todo el mundo en la empresa creía que había dimitido o que lo iba a hacer en breve.

- Acto seguido, la Inspección de Trabajo le confirma la actuación irregular de la empresa al no guardarle el puesto, y SG se entrevista varias veces con los (nuevos) RRHH para buscar una solución al problema.

- Los RRHH le proponen dos puestos: uno de inferior categoría al que venía desempeñando, y un segundo que exigía que estuviese viajando la mitad del tiempo por Europa, lo que era altamente incompatible con su nueva situación como mamá que debe ocuparse de un bebé. SG rechaza ambos, por los motivos anteriores.

- Los RRHH deciden entonces aplicar medidas de presión para forzar el abandono de SG de la empresa: la ponen en un equipo totalmente desconocido por ella, la sientan en una mesa en un pasillo, sin ordenador, y no le dan nada para hacer. Esperan que se vaya…

- Tras un tira y afloja tensísimo que dura unas cuantas semanas, durante el que SG llega incluso a pedir la baja laboral por estrés e insomnio, finalmente es despedida alegando falta grave (indisciplina en el trabajo) el 26/10 de 2004. Por considerar la empresa que fue por falta grave, no tuvo derecho a ninguna indemnización.

… Bonito final para una historia que se aventuraba de lo más exitosa. Resulta que tener hijos daña irremediablemente la carrera de una mujer, a pesar de las chácharas políticamente correctas que dan las empresas sobre la igualdad, la paridad, etc… que no son más que blablas viendo casos como éste. Y éste porque ha salido a la luz y la víctima ha decidido contarlo al mundo a través de su blog, poniendo nombres y apellidos a todas las personas que fueron a por ella.

Para continuar con la historia, esta mujer decide llevar a NISSAN Europa a los tribunales bajo la acusación de acoso moral y despido improcedente. El juicio ha sido retrasado hasta abril del próximo año.

Lo que sí ha pasado entretanto es que el Golliath-NISSAN se ha enterado de la existencia del blog, y ha demandado a esta mujer por difamación, ganando el caso recientemente en Octubre de este año, condenándola a retirar del blog los nombres de las personas que figuran en los emails y documentos que aporta como pruebas la víctima, así como a pagar indemnizaciones por daños morales y a la imagen (un euro simbólico a NISSAN, 100 euros por persona al resto de responsables de NISSAN citados). Además, se puede leer en su blog durante un mes la sentencia, a cuya publicación ha sido condenada igualmente, donde paradójicamente se citan uno por uno los nombres de las personas culpables del asunto, los mismos que habían pedido que sus nombres no aparecieran en el blog (!).

De momento, su blog tiene unas 11.000 visitas desde su creación y su historia ha traspasado fronteras y se ha hecho internacionalmente famosa por su lucha contra NISSAN. Hay más de 63.000 páginas de Google alusivas a ella, y un montón de periódicos de tirada nacional de los más diversos países (El País en España, Le Monde en Francia, Herald Tribune americano, …).

Como ella misma ha dicho “de haber sabido lo que se me iba a venir encima por denunciarlo en un blog, lo habría hecho de otra forma, más discreta y anónima”. En realidad, esto choca frontalmente con la libertad de expresión de SG acerca del comportamiento de estas personas de NISSAN. Aparentemente “los bloggeros tenemos las mismas responsabilidades que un periodista a la hora de contrastar un noticia” (!). Lo más gracioso es que esta persona ha puesto en su blog a la vista de todo el mundo un montón de pruebas que sotienen su versión, por lo que difícilmente se podría difamar a nadie, puesto que el logo de NISSAN y los nombres y appellidos aparecen por todos los lados en documentos oficiales de uso interno.

Creo que esto está yendo ciertamente demasiado lejos: no solamente aguantar prácticas de acoso moral por parte de las empresas, sino encima sufrir el régimen de silencio impuesto, aún cuando se cuenta con documentos que prueban todos los puntos de lo que se quiera denunciar.

Queda claro que, a las empresas les da mucho miedo esto del poder de Internet y de nuestra recién estrenada posición dominante en cuanto que podemos denunciar malas prácticas, que sean conocidas por todos, que traspasen fronteras y así, de este modo, afectar a la imagen y ventas de una empresa. Pues me parece que esto no ha hecho sino empezar…

2 comentarios:

mBlog dijo...

Yo he publicado mi caso en un blog: www.pensionesblog.blogspot.com -despido improcedente / despido colectivo encubierto de BSCH, y apropiación de fondos internos por compromisos por pensiones por el banco-, de momento no tiene demasiado eco.

saludos,

Anónimo dijo...

Suena bien, me gusta leer tu blog, acaba de agregar a mis favoritos;)