jueves, julio 05, 2007

Tipologías de jefes: ¿es cierto eso de que las mujeres son peores jefas que los hombres? (Parte III - conclusiones)

Un poco más tarde de lo esperado (por todo el lío de la línea de Internet y eso), me dispongo a sacar mis conclusiones sobre los dos posts escritos acerca de las cualidades de uno y otro sexo en cuanto a estilos de management.

Y me temo que mis conclusiones van a ser breves: tanto los hombres como las mujeres que han alcanzado puestos de responsabilidad (al menos, la inmensa mayoría, dejemos el porcentaje en un 90% por si acaso) comparten una misma cualidad y es la de haber sabido hacer lo necesario para hacerse con el poder.

Y a partir de ahí, ya sabemos qué es lo que ocurre: "el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente", como dijo Lord Acton.

Las mujeres y los hombres, en efecto, son diferentes en su manera de abordar los problemas: los hombres lo hacen de manera más rápida, pero con menos responsabilidad y eso mismo les lleva a abandonar cadáveres por doquier cuando ya no saben cómo salirse del embrollo. Y las mujeres analizan los problemas con más minuciosidad, cayendo muchas veces en la obsesión absurda por el detalle, pero demuestran más constancia y más ganas de llegar hasta el final cuando una cosa ha sido emprendida. Lo malo de las mujeres es que tienden a comportarse de manera absolutista y despótica, en muchos casos, lo que echa por tierra en buena parte sus buenas intenciones. Aparte de que a muchas les falta mucho sentido del humor con el que saber pasar de ciertas cosas con clase y sin hacerse demasiada mala sangre.

En cambio, los hombres se toman las cosas bastante más a la ligera, de manera casi imprudente, con lo bueno y lo malo que eso conlleva: no son responsables de su gente ni de los resultados, y si pueden buscan escurrir el bulto ante la más mínima adversidad. Priorizan su propia supervivencia ante todo, a diferencia de la mujer que tiene un sentimiento más gregario ante las dificultades y que intenta proteger a su comunidad en caso de "ataques" (todo muy antropológico, por cierto). No están acostumbrados a batirse el hierro demasiado, sino que escogen casi siempre el camino más fácil, aunque eso implique mentir y engañar descaradamente. Como casi siempre le pasa al macho humano, cree que sus mentiras nunca seán descubiertas y que su forma de mentir es totalmente convincente. Lástima que no sea así y que muchas veces resulte bochornoso asistir a ciertos patéticos intentos de autojustificación que no van a ningún lado.

En cuanto a la tipología de jefe acosador, hay representantes por igual por parte de ambos sexos, con la diferencia de que los hombres además, practican el acoso sexual. Las mujeres se decantan por el acoso moral y eso sí: cuando lo practican con alguien pueden llegar a ser mucho más dañinas que cualquier hombre por esa misma tendencia de hacer la cosas de forma obsesiva. No pararán hasta que no hayan destruido completamente a alguien, lo hayan vapuleado en plaza pública y enterrado vivo. Los hombres suelen dejar las cosas a medio hacer, aunque los hay también que presentan rasgos obsesivos muy alarmantes.

Por lo tanto, como unos y otras tienen defectos distintos, en conjunto igual de malo puede ser un jefe malo como una jefa mala. No me parece que se pueda inclinar la balanza hacia ningún lado. Aunque, puestos a elegir, yo personal y sinceramente prefiero la ligereza y la inconsciencia de un hombre al afán obsesivo y detallista de muchas mujeres - estén en el escalafón que sea -, que me resulta de lo más aburrido y agobiante. Con el hombre al menos te puedes echar unas risas, aunque luego sea un cabrón, sabiendo que la mayoría de ellos te harán la vida imposible pero siempre hay formas de escaquearse.

Por otro lado, lo que me ha llamado la atención de los dos posts que he escrito y que he dedicado a los hombres y a las mujeres, es que solamente el de las mujeres ha suscitado discusión. Incluso alguien lo "meneó", como si quisiera sacarles los colores a las mujeres en ese sitio llamado Menéame, plagado de susceptibilidad machista, según he podido comprobar repetidamente. Lo cual me hace pensar que, en efecto, y a pesar de los resultados de la encuesta, que arroja una mayoría de respuestas favorables a la igualdad de cualidades de hombres y mujeres, sí que hay un montón de gente que piensa que las mujeres son peores que los hombres dirigiendo. Incluso los ha habido que han declarado que las mujeres son peores que los hombres en todos los sentidos, afirmación con la cual evidentemente no estoy de acuerdo y lo cual me parece totalmente anacrónico seguir intentando defender hoy en día.

Relacionadas: Tipologías de jefes: Los Hombres, Tipologías de jefes: Las Mujeres, Diferencias entre hombres y mujeres en el mundo laboral

4 comentarios:

cebolla dijo...

Muy de acuerdo con las conclusiones, sí, señor.

porfineslunes dijo...

¿Con todo?? ¿Incluso con la última frase?...

Es lo de menos dijo...

Bienvenido, me alegra saber que arreglaste tus "problemillas" con Internet. Un post muy currado aunque me guste más el continente que el contenido.

Saludos

porfineslunes dijo...

Vaya es lo de menos: y yo que me esperaba un comentario más elaborado por tu parte acerca de mi post sobre las mujeres y nada... La verdad, interesa mucho la opinión de una mujer, no dejemos a cebolla solo. ¿No te animas a entrar en el debate?