miércoles, noviembre 08, 2006

Buscar trabajo … ¡apesta!




Pues eso. Lo que más me ha gustado: que los RRHH hagan avioncitos de papel con los CV que reciben… En mi antigua empresa, una multinacional de las más conocidas en el mundo, tiraban directa y literalmente a la basura los 50 CV’s que recibían al día… Sin leerlos, ¿para qué? Siempre pueden sacar una nueva convocatoria a través de Internet, gastando dinero en anunciarla, y así justificar ante sus jefes el despilfarro de presupuesto. Porque eso sí, a los RRHH lo que les va son las cosas “glamourosas”: sólo contratan gente a través de nuevas convocatorias, ¿para qué molestarse en leer los CV que ya reciben en su buzón de correo y gratis?

Lo dicho: yo de mayor quiero ser RRHH.

3 comentarios:

Zulipa dijo...

Hola! Antes que nada felicidades por tu blog, me parece muy entretenido y didáctico (!), aparte de que te echas unas risas... Yo he encontrado recientemente curro por Internet, aunque quizás no de un modo convencional… Te cuento mi historia.

Yo estudié publicidad, y es un mercado en el que la verdad es muy difícil comenzar a trabajar, sobre todo en las grandes agencias, donde se trabaja mucho y se cobra poco. Como tú dices, en estos sitios los CV van directamente a la basura. Cuando desesperado no me llamaban de ninguna de estas agencias, un amigo me reveló una gran verdad: sin contactos, no vas a ningún lado. A no ser que uno vaya recomendado, es practicamente imposible que se fijen en tu CV. Pero yo no conozco a nadie que pueda echarme un cable en ese sentido...
En un blog leí entonces que si uno no tiene contactos, lo mejor es tirar de los negocios del barrio, porque al fin y al cabo se comparte la proximidad, y es muy probable que la persona que te entreviste conozca a gente del barrio y por tanto puedas conseguir referencias. Así que es lo que hice. Hay un buscador, Noxtrum, desde el cual pueden encontrarse negocios por códigos postales. Las agencias de mi barrio, para mi sorpresa, eran abundantes, nada más y nada menos que 75!
Seleccioné las que me interesaban y me personé en ellas para dejar mi CV. En dos de ellas me hicieron automáticamente la entrevista y, voilá, ¿casualmente? en una de ellas quien me entrevistó había ido a mi mismo colegio, y me preguntó por todos los profesores, el director… Parece una tontería, pero se creó complicidad.
A la semana me llamaron y me ofrecieron un puesto de trabajo (porque otra cosa, hay muchas ofertas de trabajo que no llegan a publicarse en las secciones de ofertas de empleo de Internet o de prensa, sino que se cubren con conocidos, gente de procesos anteriores de selección…), y ahora curro a cinco minutos de mi casa y con un sueldo muy superior al que pagan en las grandes empresas :) aunque muy bajo, para que vamos a engañarnos :(

Así que por mi experiencia, he de decir que para buscar empleo Internet fue un gran aliado, pero es muy difícil que te llamen si estás parado, ¡no hay que esperar a que te llamen! Y si uno no tiene contactos, pues también hay que buscárselos, porque en este país de pandereta quien no corre, vuela.

saludos!

AJX dijo...

Muchas gracias por tus ánimos! ;)

Tu experiencia es muy interesante, aparte de que me alegro de que hayas encontrado curro. Desgraciadamente, así es este país, son necesarios muchos contactos personales para encontrar algo que valga la pena... y es cierto que la mayoría de las empresas no sacan "a concurso" ni la mitad de los puestos que tienen en interno... Entre eso y que no se leen los CV, estamos apañados. Vamos a volver a la época donde los jornaleros se presentaban cada mañana a pie de obra y les miraban los músculos y los dientes para saber si estaban sanos y entonces les daban trabajo en el acto... En fin, que este país se parece cada vez más a un cangrejo: un pasito p'alante, María, dos pasitos p'atrás...

sublibrarian of the year dijo...

Buscar trabajo es ya un trabajo... ay!